5 may. 2015

La función de la Corte Suprema, según Lorenzetti y sus críticos

Hace unos días, el (todavía) presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, se refirió al papel de la Corte. Sostuvo entonces, en una declaración muy cuidada (dado que se sabe sujeto a la crítica permanente del oficialismo) que la función de los jueces no es la de gobernar, pero sí la de "poner límites" "a los otros poderes y también al poder empresario". Ésta es su declaración, que se encuentra por ejemplo acá.  Transcribo un párrafo relevante de RL, en este respecto:

Vivimos en un sistema democrático y republicano. Democrático porque se gobierna a través de sus representantes, que se eligen por el voto popular. Ahora, se pueden sancionar leyes o el Poder Ejecutivo tomar decisiones que afectan a los ciudadanos. Entonces, es ahí donde interviene el Poder Judicial, que no se elige por el voto, pero tiene la función de control, poner el límite a decisiones inconstitucionales", explicó.Y agregó: "Los jueces estamos para poner límites. A otros poderes del Estado y también al poder empresario. Los jueces no gobernamos, pero ponemos límites al gobierno de turno.

La declaración generó la reacción indignada de todo el gobierno, y de muchos de sus voceros. Veamos tres de ellas:

1) La propia Presidenta sostuvo ayer (acá) lo siguiente:

¿Por qué (la Casa de Gobierno) es el símbolo de la Argentina? Porque aquí reside parte de la soberanía popular; la otra parte está en el otro extremo de esta avenida, allá en el Congreso”, se preguntó y respondió la Presidenta. “En estos dos polos, Congreso y Casa de Gobierno, están los representantes del pueblo. Que nadie se confunda ni nadie se equivoque. Ese poder que se somete a elecciones cada dos años, tiene el control del pueblo. Es el único control que admite la Constitución, y que es en definitiva, el control de los hombres y mujeres que ejercen la soberanía”, sentenció la Presidenta como corolario de su discurso.

2) La declaración de la Presidenta está en sintonía con lo que dijo días atrás el Jefe de Gabinete, quien afirmó (por ejemplo, acá) que

no hay ningún lugar dentro de la Constitución y de la legislación argentina donde se mencione que debe poner límites a los otros poderes, entre ellos al Gobierno, y mucho menos a aquellos que hayan sido elegidos por la voluntad popular"... "el Poder Judicial sí gobierna, en el marco de sus responsabilidades institucionales, (ya que) se gobierna a sí misma". Al negar que el Judicial tenga por función controlar al Ejecutivo, advirtió que "en todo caso lo que hacen los jueces es tutelar los derechos vulnerados por el estado o particulares.

3) Y todo venía de una inicial crítica del periodista HV, quien sostuvo -también en el embate orquestado contra Lorenzetti (básicamente, cuando HV, luego, una jauría comienza a ladrar)- que 

Ricardo Lorenzetti viajó a Córdoba para presentar el nuevo Código Civil y Comercial, y en una entrevista con el diario cordobés del Grupo Clarín sostuvo que los jueces “ponemos límites al gobierno de turno”. Menuda confusión. Los límites al gobierno no los ponen los jueces sino la Constitución, y no sólo al Poder Ejecutivo sino también al judicial, que bajo la conducción de Lorenzetti se ha desmadrado (por ejemplo, acá). 

Creo, de mi parte, que todas estas declaraciones son desafortunadas, engañosas y equivocadas, de distinto modo. 

En relación con la Presidenta, su presentación vuelve a dejar en evidencia su pobre -muy estrecha- concepción de la democracia. Recordemos que, como lo hemos mostrado muchas veces, para la Presidenta, democracia es votar, y sino -si uno tiene alguna crítica (lo ha dicho decenas de veces) lo que debe hacer es "formar un partido político y competir en las próximas elecciones". En la misma declaración citada la Presidenta repite el aserto de democracia reducida al mínimo. Ella dijo, repito: "Que nadie se confunda ni nadie se equivoque. Ese poder que se somete a elecciones cada dos años, tiene el control del pueblo. Es el único control que admite la Constitución". No es así: democracia no es votar, sino sobre todo lo que viene luego del voto. Democracia no es participar y controlar exclusivamente a través del voto, cada dos o cuatro años. Ésa es una idea elitista de la democracia, propia del siglo 18, cuando gobernaban las "oligarquías" locales, cada una en su dominio o feudo -una idea de la democracia a la que ella se acostumbró en Santa Cruz. Es decir, ella defiende una noción mínima sobre la democracia, que por lo demás se ve ratificada en los modos en que ha ejercido el poder en sus dos mandatos: la ciudadanía no decide nada en el día a día, y cada vez controla menos (sobre todo, a partir de la destrucción y colonización de todos los medios de control). 

Si la declaración de la Presidenta, como es habitual, evidencia su acostumbrado elitismo político, la del Jefe de Gabinete deja en claro su carácter tramposo. Adviértase el engaño de decir que la Corte de ningún modo debe ocuparse de poner límites a los otros poderes, sino que debe restringirse a "tutelar los derechos vulnerados por el estado o particulares." De tan falso es gracioso. Imaginemos una situación en donde "el estado" vulnera derechos. Por ejemplo, "el estado" de Texas dicta una ley racista; o el Congreso argentino deja de garantizar "jubilaciones y pensiones móviles" (art. 14). La Corte impugna la acción del Congreso Nacional, o del racista estado de Texas, y de este modo "tutela los derechos vulnerados". En qué sentido esto es compatible con decir que la Corte no pone, o no puede poner límites a los otros poderes? Tutelar los derechos vulnerados es, como dijo Lorenzetti, poner límites a los otros poderes o al poder empresario. Resulta desagradable, en definitiva, y como es habitual, lo dicho por el Jefe de Gabinete, que cada vez que habla ensucia más la palabra pública, derramando lodo sobre el debate público -buscando crear confusión.

Finalmente (junto a la declaración de la Presidenta, denotando su habitual elitismo político, y la del Jefe de Gabinete, oscilando como es habitual entre la grosería y la mentira), está la declaración de HV, siempre más firme pero también torcida, como es costumbre, con la finalidad de lograr un cierto efecto político. Decir que "los límites al gobierno no los ponen los jueces sino la Constitución," es cierto o falso, conforme al modo en que se lea la palabra "ponen". Si la interpretación (posible pero extraña) es que los límites "los crean" los jueces, obviamente que HV tiene razón. Si, en cambio, la interpretación ("natural", diría) es que los jueces activan los límites establecidos en la Constitución, HV obviamente no tiene razón. Y es que, según la Constitución, los jueces están a cargo de conocer y decidir en "todas las causas que versen sobre puntos regidos por la Constitución, y por las leyes de la Nación" (art. 116). Por lo tanto, cada vez que los poderes políticos crucen los límites fijados por la Constitución, los jueces deben volver a situarlos dentro de sus límites. Cuando, por caso, los jueces anulan las leyes de "obediencia debida" y "punto final", no hay ninguna "menuda confusión" -como dijera HV- sino una decisión de la Corte a través de la cual, apropiadamente, le "pone límites al gobierno de turno" -como niega HV. 

29 comentarios:

Anónimo dijo...

Roberto, me permito agregar un cuarto punto de vista: Zaffaroni dijo en la entrevista publicada el domingo en página 12, que la Corte debería recurrir a la declaración de inconstitucionalidad de una ley "sólo en casos groseros", de manera de respetuar el principio mayoritario. Creo que es un punto interesante para sumar a la discusión.

Y otra cosa, en relación a la delcaración de Aníbal, y a la del mismo Lorenzetti: creo que no es tan claro que en nuestro sistema constitucional, así como en el de EE UU, sea el poder judicial el que debe poner límite a los demás. Ambas constituciones establecen la supremacía de la constitución por sobre las leyes ordinarias, pero ello no implica necesariamente que sea el judicial el encargado de hacerla respetar. Esto lo notó Nino en su deconstrucción del argumento del juez Marshall en Marbury vs Madison.
Entonces, a lo que voy, puede ser que no sea tan errado lo que dice Aníbal, ni tan correcto lo que afirma Lorenzetti? O, si lo analicemos desde la perspectiva que propone Zaffaroni, lo que dice Lorenzetti sería sólo parcialmente correcto (el control estaría habilitado en "casos groseros")?

Tomás

Anónimo dijo...

Cristina Fernández de Kirchner, Alejandra Gils Carbó; Gabriela Vázquez, Garrigós de Rebóri (pidiendo controles médicos para Fayt, como la basura de Aníbal Fernández).

Qué desastre institucional ha provocado la incorporación de ciertas mujeres a puestos de responsabilidad en el Poder Judicial. En lo que sentencian, como en lo que dicen y hacen. Mucho peor que los varones.

Saludos,

PS: Por favor, listas de los miembros de Justicia Legítima para limpieza a fondo después de las elecciones. Hay que barrer a esta gentuza.

Anónimo dijo...

Alguien paso la data de como eran los acuerdos en la Corte.
Premio al mejor compa para Raul!
Victor

rg dijo...

inaceptable lo de gentuza

tomo lo de zaffaroni, es cierto que merece considerarse lo que dijo

Anónimo dijo...

Leer las declaraciones de CFK y las bravuconadas de Anibal en clave de la dispusta sobre el control judicial es una exquisitez digna de mejores causas. Tomás, no se puede leer jurídicamente las declaraciones de dos barrabravas. El campo desde el cual debe hacérselo es otro.

Hernán dijo...

Tomás, hay dos problemas con la postura de Zaffaroni. Es reduccionista porque deja mucho de lo que hace el Estado y es objeto de control por parte de los jueces. Y no se condice plenamente con lo que hizo en su paso por la Corte.

Respecto a lo primero, la postura deferente de los tribunales sólo cabe frente a leyes formales. No frente a actos individuales o generales de órganos ejecutivos, aun cuando tengan fuerza normativa -vgr. un dnu que toca un tema tributario o penal-.
Y en cuantro a lo otro, él aplicó esa postura restrictiva del control de constitucionalidad con leyes de esta administración. Pero si había que tumbar normas de otros gobiernos democráticos ahí primaba su visión personal de las cosas (http://todosobrelacorte.com/2015/03/10/el-legado-de-zaffaroni-en-la-corte-ulises-desatado/).

Anónimo dijo...

Lo de zaffaroni cae por tierra cuando el mismo dijo que todo era.judiciable. aunque soy proclive a discutir.ideas y no gente, la verdad es.que me gustaria poder tomarlo mas.en serio, la falta de coherencia me lleva a no hacerlo

Anónimo dijo...

Anónimo, pese al anonimato, te contesto: me parece que tanto la declaración de cfk como la de anibal, y también la de lorenzetti, son declaraciones en clave política. Lo de bravuconadas es un juicio valorativo tuyo pero no me parece demasiado preciso el término. De cualquier forma, se sabe que no estamos ante la presencia de un congreso sobre el control judicial de constitucionalidad. Pero ello no impide que podamos identificar los fundamentos jurídicos subyacentes detrás de cada declaración (de hecho, algo así es lo que se propone hacer RG en el post).

Hernán, podríamos analizar en un punto aparte la consistencia entre el discurso y la actividad judicial desarrollada por Zaffaroni. Sin embargo, ese no es mi objetivo aquí. Me parece que resulta interesante sumar, a las posturas esgrimidas a grandes rasgos por Lorenzetti, HV, CDK, y AF, la que propone Zaffaroni en la entrevista del domingo (esto sería, un control de constitucionalidad por parte del PJ sumamente limitado, reservado para "casos groseros").

Tomás

Eduardo Reviriego dijo...

La idea de la presidenta parece ser que, salvo el día de las elecciones, durante el transcurso de los dos años que corren entre elección y elección, existiría "zona liberada" para que ella hiciera lo que quisiera, sin ningún control. Bueno, es lo que ha estado haciendo en estos último años.

Anónimo dijo...

al argumento "urbanístico" de CFK habría que recordarle que la casa rosada está conectada con el palacio de tribunales a través de la avenida diagonal norte.

Sísifo dijo...

Lo cierto es que hay una crisis de la Corte. Hay una vacante de jure (la de Zaffaroni) que no se está cubriendo por mezquindades del oficialismo y la oposición, y otra vacante de facto (la de Fayt) que Lorenzetti y muchos otros en la familia judicial no quieren reconocer. Si es cierto lo que afirma HV de que Fayt firma (¿o le hacen firmar?) sus fallos y acordadas en su casa, estaríamos ante un caso muy grave de un juez del máximo tribunal que ya no puede desempeñar sus funciones y cuya situación tratan de encubrir.

Anónimo dijo...

1. Este debate es provechoso y reitero que lo importante es que los políticos (y la sociedad) discutan el rol de la CS y sus jueces. Porque no son los "guardias platónicos"; y como dice hand, ni aunque lo fueran los querríamos.

2. RG, es cierto lo que decís. Pero para mi gusto te falta incorporar más el concepto de "causa" y por ello de "parte legitimada". Porque eso es lo que diferencia a un juez de un legislador. Si no llegás a "Cole. Abg de Tucumán" a un paso del control político de oficio. Tal vez una forma de plantear lo de los límites seria: los jueces amparan derechos, de una parte legitimada; aunque sea contra el poder público o privado. Y, de ese modo, ponen un límite concreto en el caso. Y tal vez indirectamente agregan un efecto de límite político por el valor de la doctrina que expresa (como diría alguien... se conduce desde la Idea). Pero seria muy errado si la CS buscara un caso y lo forzara para poner un límite, es decir, si el derecho de la parte fuera un medio y no el fin a proteger.

3. Zaffaroni. Respeto su talento, y creo que es una verdad olvidada que la declaración de inconstitucionalidad es excepcional: ultima ratio decían antes no?
Ahora, el resto de lo que dice es interesante para la polémica; y para polemizar diría: a) se opuso a las reelecciones? intuyo que era Petracchi el que le ponía límites a L.; b) no se opuso a una CS opulenta en administración de fondos, como pedía en 1994; c) su análisis de la función de la CS cuando habla de "control normativo" olvida el concepto de causa y lo asimila a las Cortes Const europeas; d) cuando pide que la CS se transforme en casación de derecho común se olvida que la CS solo trata derecho federal, con lo que volveríamos a 1853, pre 1860 y la reserva exigida por Bs As para aplicar los códigos con los jueces locales; e) siguiendo con esto Z olvida que es función de la CS y jueces inferiores asegurar la vigencia del derecho federal en todo el país y así la unidad nacional, tema q hoy revive ante el 124 CN y las leyes de hidrocarburos que son federales y no código de minería; f) siguiendo con la idea de casación de derecho común, la sentencia obligatoria para los tribunales inferiores tiene bastante de norma general, y esto contradice la idea del efecto limitado a la causa, la función del control difuso y las declaraciones preliminares del Cod de Com. recordadas por HV el domingo que vienen del art. 5 del Code (y no creo que Francia lo haya derogado); y g) por último, la arbitrariedad no es excusa para hacer de la CS un tribunal de casación de derecho común: la masa de arbitrariedades son una fuente de poder para la CS a la que no se resignan pudiendo usar el 280, y tiene origen en un ¿80 %? en casos de los tribunales de derecho común "nacionales" de CABA donde en muchas materias es manifiesto que no hay "interés federal" (ej: ¿en el divorcio de porteños?) y que si tuvieran el filtro del TSJ de la ciudad como en cualquier provincia disminuirían.

4. Fayt. No es de mi simpatía pero es triste su situación. Hubo un caso de remoción por juicio político a un incapacitado, Costa creo que se llamaba a principios del s xx.

5. Rereelección anticipada. Sin palabras. Dice Recalde, si fuera un sindicalista sería nula.

Lindo debate.

Tito

Anónimo dijo...

Estimados k's filo-k's.

Los noto muy entusiasmados y eufóricos y sospecho que les parece que han tenido una idea genial que quieren compartir con nos.

Bueno pero no,no es asi. (les aviso)

Si fueran/mos mínimamente consecuentes, un mínimo, el que impone la vergüenza y el sentido del papelón que del lado kirchnerista veo que se perdió hace rato, y por ende ya no registran nada, debieran darse cuenta que no pueden de hablar del rol de las mayorías frente a la justicia y pretender que un gobierno que se va decida algo al respecto. OK, queremos más representatividad popular en la justicia? esperen las elecciones que son aquí nomás a la vuelta y ponemos un juez de la corte mas representativo del sentir popular y no de los apuros tapa agujeros de corrupcion. Y de paso también discutimos el tema en el congreso o donde haga falta.
Los veo muy entusiasmados tanto que perdieron el decoro ¿juicio político a un discapacitado? ¿se puede saber de que hablamos? ¿juicio a la condicion de anciano? Yo sospecho de que la presidencia tiene un proceso de demencia en curso - ya paso los sesenta y por otra parte esta en una edad de riesgo: una pericia psiquiátrica ahí, y otra para sus funcionarios que me parece que padecen de intoxicaciones agudas y ya se les limó el cerebro. ¿A ustedes les parece que se puede blandir tan graciosamente argumentos mas propios de la rusia soviética que de un país democrático para el recambio de la corte?


saludos

m.c.

Anónimo dijo...

TITO:

NO ENTENDÍ TU COMENTARIO RESPECTO A LA ARBITRARIEDAD Y EL USO DEL "280". QUÉ QUERES DECIR?

PORQUE LA CORTE DECLARA INADMISIBLE EL RECURSO (280CPCCN) EN CASI EL 86% DE LOS CASOS, Y ESTO VA EN AUMENTO -DESDE QUE MURIÓ ARGIBAY MÁS, PARECE IRÓNICO-.

ARIEL

Anónimo dijo...

TOMÁS DALE CON LO DE ZAFFARONI NOMÁS. LA IDEA, EN TEORÍA ES ATRAYANTE PARA ALGUNOS Y HORRENDA PARA OTROS, PERO LO IMPORTANTE ES QUE MIENTE ZAFFARONI MIENTE Y ÉL HARÍA E HIZO LO QUE LE DIJO EL PODER DE TURNO

Anónimo dijo...

Anónimo 7.56, googleá "falacia ad-hominem" y luego fijate si volverías a escribir tu comentario.

Tomás

Anónimo dijo...

Ariel. Lo que discuto es la idea de Z que dice que como la CS usa mucho la arbitrariedad para declarse con jurisidcción entonces debe: a) haber especialistas; y b) dividir en salas la CS para transformarla en una casación de derecho común. Para mi ese argumento no justifica el disparate de transformar la CS en casación de derecho común, entre otros motivos, x q puede usar el 280. Vos decís que lo usa en el 86 %. Ok, el 14 % remanente -que debe ser una cantidad de sentencias- tampoco lo justifica. Se supone que arbitraria es una sentencia mucho peor que injusta; sino que no alcanza a ser "sentencia" (¿merece ser juez quien dicta semejantes cosas?) y eso no supone una interpretación sofisticada del derecho común sino la violacón del debido proceso. Ahora, si la CS usa la arbitraridad para dar su visión sobre el derecho común da una interpretación poco ortodoxa de la CN (arts. 31 y 116) y la reserva del 75:12. Luego Z diría que aun para rechazar el 86 % hay que estudiarlos... entonces digo que, además, veamos de dónde vienen, y creo que el origen son los tribunales nacionales de derecho común de cap fed. También digo que la abitrariedad (el 86% y el 14%) es una fuente de poder de la CS. Pienso que deben dejar de existir los tribunales nacionales de derecho común de CABA y que algunas materias se deben transformar en derecho federal (ej. quiebras, sociedades extranjeras, con participación estatal y cotizantes, recursos de IGJ y ministerios, etc.).

2. m.c. En Costa la Cámara de Diputados consideró q la causal de mal desempeño era objetiva y se daba ante una enfermedad que afectaba las facultades mentales. Al pedir la remoción ponderaron a Costa y pidieron que le mantuvieran la jubilación. Ocurrió en 1920. No se si llegó a veredicto del Senado. Creo que Bidart Campos también dice que una enfermedad es mal desempeño.

Si sospechás que cfk tiene demencia podés usar la vía del juicio político (para algunos el art. 88 CN da una causal autónoma por inhabilidad, pero para mi es un disparate y la vía es el juicio político). No creo que tengas los votos.

Tito

GerardoD dijo...

Tomás, la declaración de inconstitucionalidad de una ley no es el único supuesto de control o puesta de límites por el Poder Judicial a las acciones de las diversas agencias estatales.

Anónimo dijo...

Hay un camino peligroso Tito, que vos transitás con mucha energía y entusiasmo, y agregaría, -ligereza- que es el tema de la incapacidad de las personas.
Yo no sospecho nada, lo que estoy intentando es hacerte entender es que no podés blandir un juicio por incapacidad solo con el argumento de la edad de Fayt. No podés hacerlo tan caprichosamente porque se transforma en un recurso autoritario al estilo de la vieja URSS, aunque tal vez a vos la idea te pinte (no se, digo nomás)
Quiero hacerte ver, aunque dudo que pueda, que la vejez no es una enfermedad. De hecho, las personas ancianas que se mantienen sanas y activas pueden tener mayor lucidez y capacidad mental que un joven "limado" digamos por la cocaína. Esto aplica mucho en las personas activas intelectualmente. Fayt a mi no me da ningún indicio de tener un proceso de demencia en curso, aunque los comentarios desubicados y la labilidad afectiva de la presidenta sumado a sus desmayos permanentes me hacen sospecharde un abuso de estupefacientes,... antidepresivos o para otro tipo de trastornos como puede ser la bipolaridad....los cuales si pueden llegar a disminuir seriamente las capacidades de discernimiento de la persona,....pero te vuelvo a repetir , no es el punto.

Yo les pediría a los conciudadanos kircheristas o filo-k, ahórrennos ese bochorno de tener que juzgar a una persona sana solo por su condición de anciano. Ahorrennos ese dolor, aunque sospecho que poco les importa... No creo que tengan éxito alguno en su cruzada y se agregarán un baldón innecesario a los que ya portan...

En cuanto a lo de no tener los votos necesarios es penoso que tomes tan a la ligera un tema como el juicio político que no debiera ser una cuestion aritmética. Pero allá vos.

saludos

m.c.

Anónimo dijo...

me parece que el supuesto mas claro de control del poder judicial se desprende del art. 43 cuando se regula el amparo. procede contra todo acto u omisión de autoridades públicas y "siempre que no haya otro medio JUDICIAL más idóneo",incluso pudiéndose declarar la inconstitucionalidad de las leyes
Anibal, volvé a la facultad que se ve que aprobaste con 4 o te dieron la respuesta de los exámenes...

Anónimo dijo...

TOMÁS, HUMILDE ESCRIBA, NO NECESITO GOOGLEAR NI QUE ME MANDES A GOOGLEAR NADA.

OPINÉ Y VUELVO A OPINAR LO MISMO. DECIR QUE UNA PERSONA, QUE ADEMÁS FUE JUEZ, ACTUA SEGÚN EL PODER DE TURNO -YA SEA QUE LO INTERPRETES COMO UN ATAQUE PERSONAL O NO (EN ESTE CASO A ZAFFARONI), POCO ME IMPORTA- ES SUFICIENTE PARA EXPLICAR CÓMO EJERCIÓ EL CARGO. DECIR QUE UNA PERSONA SOSTUVO DURANTE AÑOS UNA COSA Y HACE OTRA PARA COMPLACER VAYA A SABER UNO A QUIENES, NO ES UN ATAQUE PERSONAL, ES UN HECHO Y, REPITO, UNA EXPLICACIÓN DE CÓMO EJERCIÓ SU CARGO.

NO TE MANDO A NINGUN LADO NI A MIRAR NADA. HACÉ LO QUE QUIERAS.

POR LAS DUDAS CIBERK:
TOMÁS DALE CON LO DE ZAFFARONI NOMÁS. LA IDEA, EN TEORÍA ES ATRAYANTE PARA ALGUNOS Y HORRENDA PARA OTROS, PERO LO IMPORTANTE ES QUE MIENTE ZAFFARONI MIENTE Y ÉL HARÍA E HIZO LO QUE LE DIJO EL PODER DE TURNO

SALUDOS
ARIEL

PD: ACLARO QUE ESCRIBO EN MAYÚSCULA POR NO TENGO ANTEOJOS HACE DOS DÍAS...PERDONEN.

GerardoD dijo...

Tito, venías bien utilzando argumentos concretos, porqué tenías que derrapar al contestarle a Marta respecto del ejemplo hipotético que dio de CFK, sobre "que no tendrías los votos".
O sea, parece desprenderse que el criterio oficialista sobre algo tan delicado como un juicio politico, se resume en que para enjuiciarlo a Fayt tendrían los votos? Más que penoso ese argumentoque en definitiva solo reposa en la fuerza de un número circunstancial.

GerardoD dijo...

Tito, venías bien con los argumentos, porqué derrapar con la respuesta a MC en relación a su planteo hipotético sobre CFK con el "No creo que tengas los votos"?
Parece ser que el criterio oficialista sobre una cuestión tan delicada como un juicio político a los más altos estamentos del estado, reposa en definitiva sobre la fuerza circunstancial del número. Penoso que lo vean como una simple cuestión aritmética. Y van..

Anónimo dijo...

Ariel, disculpa la chicana. Pero lo que quiero decir es que la idea que tiro zaffaroni en esa entrevista enriquece el debate y debería ser considerada. Después, si zaffaroni fue consistente con esa idea en su tarea de juez, lo podemos evaluar en otra discusión. Pero no descalifiquemos la idea, ipso facto, porque la dijo el. Saludos
Tomas

Anónimo dijo...

Gracias gerardo, acepto la observacion. Pero el tener los votos es parte de las reglas. Expresa que idea es la de la mayoria. Y en democracia pesa y mucho.
Si no volvemos a los guardias platonicos infalibles (y retirados diego, roman y bianchi ya no tengo esperanzas de q existan)
tito

Anónimo dijo...

O sea Tito, que si vos juntás los porotos, digo, los votos necesarios para declarar por juicio político incapaz a una persona que no lo es solo por la fuerza de los votos está todo ok? Creo que de eso hablábamos la vez pasada acerca de los delitos que puede cometer el congreso.


Ademàs no se porque intentàs hacer copartìcipe de eso a una supuesta mayorìa, cuando todos sabemos que esos votos se juntan muchas veces con prebendas no muy sanctas -a provincias postradas- y vìa sobres voladores que todos conocemos.

No se, Digo TIto, me parece

Anónimo dijo...

Ok. Deciden los temas politicos los guardias platonicos hasta q haya un sistema electoral a anonimo 7.55 le parezca q garantiza la representacion popular?
Tito

Anónimo dijo...

Honestamente Tito, no se de que estas hablando. Sí se que pronuncias palabras evocativas de imágenes de elites aristocráticas, que generan reacciones de rechazo automáticas, pero pronunciar palabras no es proponer ideas.
Y no necesitas ser muy estudiado para hablar claro. Y lo que estas diciendo es que es suficiente tener los votos para bajar a un viejo, por viejo, y en lo que tiene de vulnerable ser viejo, porque no es funcional a la minoría que nos gobierna y que se va en breve. En una época en que vamos todos camino a ser viejos o que seremos viejos funcionales de ochenta y noventa años incluso y vemos a Fayt con un poco de esperanza por nuestro propio destino. O no, entonces a partir de cierta edad te quitan tus derechos a no ser que demuestres lo contrario, no se como diablos le vas a demostrar lo contrario a un tribunal de torquemada. Si querés ver qué es la decrepitud hacé la prueba y pedile a Fayt que escriba un breve ensayo, pero por favor que sea a ciegas junto con los ensayos de dos o tres camporistas, vas a encontrar muy fácil el ensayo escrito por Fayt, el más fresco, el más brillante.
Y hay mucha mucha decrepitud viciosa entre gente joven. Mirá Tito, lo que está mal esta mal esta mal. No importa que tengás los votos necesarios. ¿Vos entendés eso? Quitarle a alguien sus derechos está mal. No me vengas con cuentos ni con historias de representatividades, nada menos que de una elite corrupta que se considera con el derecho de delinquir porque tiene los votos suficientes para hacerlo.

Bueno saludos. Pareceque no nos vamos a poner de acuerdo.

Anónimo dijo...

sdos, es bueno discutir. tito.