19 jun. 2015

Adam Przeworski: La curiosidad infinita. Una pregunta, una anécdota, una cita, un consejo y una reflexión

El maestro Adam Przeworski me hace llegar un ensayo auto-biográfico, que anda escribiendo y está por publicar, en el que medita sobre su propia trayectoria, a la luz de la vida política que lo rodeara: un excelente ejercicio que combina lo personal y lo político a su estilo. Preguntas brillantes, rodeadas de pequeñas anécdotas personales, citas notables, consejos y grandes reflexiones. Elijo un ejemplo de cada una:

Pregunta: "Todavía estoy obsesionado con la pregunta acerca de por qué las personas con armas obedecen a otras que no las tienen"

Pequeña anécdota: Cuenta que comienza su vida político-académica, como inmigrante polaco en los Estados Unidos, haciendo un piquete para que permitan pasar una película con contenido sexual, que acababan de censurar en el cine de la Universidad (muy gracioso)

Cita: Sukarno, el primer presidente de Indonesia criticó la democracia parlamentaria como ajena al país porque -sostuvo- "ella incorpora el concepto de una oposición activa, y es precisamente la adición de este concepto lo que ha dado lugar a las dificultades que venimos experimentando desde hace once años"

Consejo: "Mi consejo a los jóvenes es que estudien lo básico, y lo básico para mi son las matemáticas, la filosofía y la historia. La ciencia política puede esperar"

Y termino con una de sus reflexiones -una que me encanta porque reafirma el que es, para mí, su rasgo de carácter más notable, el que hace que lo admire a él (o a su compinche John Ferejohn) desde siempre: su ansiedad de conocimiento; su inclaudicable disposición para escuchar a alguien -ya sea un gran profesor o un estudiante que recién se inicia, lo mismo da- diciendo algo interesante. Nunca vi a alguien con esa pasión por aprender!!! Cuenta Adam, entonces, acerca del "valor de que los jóvenes se burlen de los ya viejos", como él. Cuenta de su "repetida urgencia por alcanzar los conocimientos de sus estudiantes" ("All these kids know things I do not" -agrega). Y luego cuenta que siempre se preguntó si podría seguir aprendiendo de sus alumnos, o si estaría llegando a su límite. Su reacción -agrego yo, ahora- nunca fue la típica de tantos profesores: ningunear a los estudiantes, aplastarlos si los ven como "amenaza," impedir su crecimiento, separar al que sabe más que él. Adam fue siempre exactamente lo contrario: la vocación por tenerlos cerca, preguntarles, escucharlos con todos los sentidos alertas, mantener siempre viva su curiosidad infinita. Maestro!

5 comentarios:

Eduardo Reviriego dijo...

La definición de democracia de esta autor merece tenerse siempre presente, especialmente en estas tierras, donde el poder político comete toda clase de desaguisados para mantenerse en el gobierno:
"La democracia es un sistema en el que los partidos pierden elecciones. Hay partidos, o sea, división de intereses, valores y opiniones; hay competencia regulada. Y hay periódicamente ganadores y perdedores."

JRLRC dijo...

Hola Roberto.
Siempre genial Przeworski. Ojalá puedas avisar cuando quede publicado ese ensayo.
Para quien esté interesado, recomendaría algo más del mismo estilo y que tú seguramente conoces: su entrevista en el libro de Munck ("Passion, Craft and Method").
Un abrazo.

rg dijo...

si, claro, ya lo pusimos en el blog, genial entrevista, genial

Anónimo dijo...

No te gustaría escribir un texto así? En 10 años ponele

Roberto Antonio Cabrera Y Rodríguez dijo...

Dr. Usted tiene buenas anécdotas, en unos años las debería de publicar.