28 dic. 2017

Nieve mortal sobre la Argentina

Publicado en Revista Anfibia, con don Rubén Lo Vuolo
http://www.revistaanfibia.com/ensayo/nieve-mortal-sobre-argentina/


Una forma cada vez más común -engañosa siempre- de entender la vida pública nacional, consiste en leer los sucesos de hoy como producto de un súbito devenir de los tiempos, esto es decir, no en continuidad sino como ruptura drástica frente a la historia anterior. Se trata de una explicación al estilo de la que podía dar Juan Salvo, el protagonista de El Eternauta de Héctor Oesterheld, a finales de los 50. El Eternauta, en efecto, dio cuenta de la tragedia que afectaba a la Argentina en su época mostrando de qué modo los males del país tenían que ver con una invasión repentina –llegaban los Ellos- cuyos agentes se dedicaban a capturar a inocentes locales, convirtiéndolos en hombres-robots, mientras un minúsculo grupo de héroes –los resistentes- buscaban confrontar con los invasores. La explicación del tipo Eternauta se reconoce en quienes presentan los penosos sucesos políticos de la primera etapa del gobierno de Macri (represión de la protesta; maltrato y muerte a las comunidades indígenas; desacertada política minera; claudicación en la política de medios; políticas de “ajuste económico”; etc.) como hechos sin historia, desenraizados del tiempo. Dicha mirada presenta los problemas nacionales como si se tratara de una nieve mortal que, de repente, y de forma más o menos inesperada, cayó sobre el país, desatando las peores desgracias sobre una sociedad que vivía en calma.

La explicación tipo Eternauta, llamativamente, apareció en estos meses en muchas ocasiones, de forma explícita. De modo más significativo, ella puede reconocerse cotidianamente, implícita en notas, informes, y reportes que quieren dejar constancia del duro estado de situación actual, al que se presenta como cataclismo impensado. Lecturas semejantes buscan encubrir que la situación actual es producto de una obra colectiva vinculada con una degradación de la práctica política que lleva años. Por lo demás, la idea de que hoy nos gobiernan usurpadores imprevistamente caídos del cielo, nos impide reconocer que el actual gobierno es el resultado de una construcción cuyo éxito y legitimidad se debe en buena medida a lo que hicieron y dejaron de hacer muchos de quienes hoy se presentan como líderes de la resistencia. Aproximaciones del tipo Eternauta no sirven para explicar lo que necesitamos entender (por qué el actual presidente ganó las elecciones presidenciales, o por qué tuvo una excelente elección de legisladores a dos años de su mandato), salvo de un modo estrambótico, más propio del relato de Oesterheld (los medios de comunicación como herramienta enemiga que genera alucinaciones sobre las víctimas locales). Finalmente, explicaciones del estilo “nieve mortal sobre la Argentina” nos llevan a pensar que una política justa exige, ante todo, liberarnos de los usurpadores para abrir el acceso al poder de los resistentes. Ello, como si las prácticas no muy lejanas de muchos de los que se pretenden héroes, hubieran sido de naturaleza esencialmente diferente de la que hoy predomina. 

Política sin historia y sin contexto

La historia y el contexto, más que lo excepcional y lo repentino, dan cuenta de los males de hoy. Por lo demás, es sólo así -reconociendo las continuidades y relaciones de precedencia entre ayer y hoy- que podemos evitar un nuevo tránsito por la senda de los errores repetidos. Para ilustrar las implicaciones tan diferentes entre un tipo de explicación (estilo “nieve mortal”) y otra con la vista puesta en la historia nacional, podemos repasar cualquiera de los sucesos más relevantes de los últimos meses.

Comencemos, por caso, por algunos de los hechos más trágicos del 2017, vinculados con las muertes de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel. Una lectura posible de tales sucesos asocia a esas muertes con un “giro enloquecido de la historia,” que nos vuelve a colocar frente a un Estado criminal, que persigue y mata a los miembros de las minorías más débiles. De acuerdo con este enfoque, la llegada del nuevo gobierno resulta el factor determinante para explicar muertes como las mencionadas, y para anticipar las que, sin dudas, van a repetirse en el corto plazo. Una lectura alternativa a la anterior, más preocupada por el contexto y la historia, vincularía en cambio a tales muertes con prácticas que nuestro Estado desarrolló de modo consistente durante siglos. Se trata de políticas que se agravaron en las últimas décadas al calor de medidas “neo-desarrollistas” y “extractivistas”, que reconocen como principal límite el desafío que les imponen las comunidades indígenas. Tales políticas explican por qué coaliciones tan diferentes como los que gobernaron en Chile, Ecuador o la Argentina, en distinto tiempo dictaron, todas ellas, leyes antiterroristas muy similares. Dichas leyes antiterroristas surgieron, en nuestro país, en defensa de proyectos de dudosos beneficios para la sociedad y de probado impacto ambiental negativo, como el de “Vaca Muerta;” y políticas irracionales, como las que se llevaron a cabo en violación de la “ley de glaciares.” Enfocada de este modo, la situación que enfrentamos hoy se avizora distinta: no estamos, entonces, frente a un caso de “nieve mortal”, sino frente a políticas que llevan décadas, y que se expanden a lo largo del país y mucho más allá de nuestras fronteras. Tal lectura sugiere, por lo demás, la necesidad de reconocer continuidades antes que rupturas, como así también la necesidad de adaptar reformas estructurales que no se limitan a remover a un grupo improvisado de “invasores,” recién caído del cielo.

Tomemos otro caso paradigmático de estos meses, como lo es la prisión preventiva para Milagro Sala. Otra vez, algunos han querido ver en el hecho un súbito devenir represivo de la política –un cambio compatible con la llegada de los Ellos. La prisión preventiva para Milagro Sala representa así, para algunos, la reaparición de los “presos políticos” en la Argentina, un hecho que a la vez vendría a confirmar que el país se encamina a consolidar un régimen de “dictadura civil.” Sostener esa lectura, sin embargo, requiere barrer bajo la alfombra un tema mayor –el de la protesta social- al que la política argentina viene respondiendo indebidamente desde el mismo momento en que se tornó viral, esto es, desde la destrucción del viejo modelo industrial; el debilitamiento del sindicalismo; la explosión del desempleo y la crisis del 2001. A partir entonces, hubo protocolos de protesta de corta vida; apareció Proyecto X, destinado a monitorear a la izquierda a través de la Gendarmería que controlaba Nilda Garré; un agente vinculado con los servicios de inteligencia, Sergio Berni, fue designado como autoridad máxima en el área de Seguridad; se produjeron actos continuos de “represión terciarizada”; el general Milani quedó a cargo del espionaje para el gobierno; y un largo etcétera. Lecturas del tipo “nevada mortal sobre la Argentina” no quieren ver -y quieren impedir que veamos- que estamos frente a una política represiva sostenida en el tiempo, que desde hace décadas viene regando de muertos nuestras calles (2 muertos en situación de protesta social durante la presidencia de Menem, 45 durante la de De la Rúa; 2 durante la de Duhalde, 2 durante la de Néstor Kirchner, más de 20 durante el gobierno de Cristina Kirchner). A la luz de todas las muertes producidas en nuestro país desde el 2001, a través de gobiernos en apariencia muy diferentes, resulta particularmente grave que la actual administración no haya aprendido la lección, y siga privilegiando el uso de la coerción estatal como principal medio para lidiar con el conflicto social. Debemos impedir, por tanto, que ese camino represivo se mantenga, pero en todo caso –siempre- conscientes de que no nos encontramos frente a la “excepción”, sino frente a una “continuidad agravada”: la criminalización de la protesta parece ya una política de Estado, que distintos gobiernos han ejercido en su momento por distintos medios y que el actual busca consolidar sostenido en normas y prácticas de gobiernos anteriores.

Un ejemplo más cercano en el tiempo es el vinculado con las políticas de “ajuste económico”, que se expresaron recientemente en los cambios impuestos en el tema jubilatorio. El ajuste en la movilidad del haber jubilatorio que se acaba de aprobar no es el punto de partida de un cambio súbito (impulsado, aparentemente, por un comando alienígena recién llegado a la Tierra). Se trata, más bien, de otro jalón en una historia que lleva décadas, que incluye a gobiernos que –con buenas o malas razones- privatizaron el sistema quitándole fondos y recortando beneficios, se negaron a pagar derechos adquiridos incluso luego de re-estatizarlo; se rebelaron frente a la  sentencia emitida por la Corte Suprema en “Badaro”; dispusieron, de modo cruel, que cada jubilado que quisiera cobrar lo suyo tuviera que iniciar y ganar un nuevo juicio; y finalmente –ante el panorama de que los jubilados seguían litigando y ganando sus juicios- decidieron impulsar una nueva ley –aquella que de modo agraviante se llamó de "democratización de la justicia"- para agregar una instancia más a los reclamos de la tercera edad, apostando así a la muerte de los litigantes, como forma de que ellos no cobraran nunca lo que les correspondía por derecho. Esta reconstrucción histórica debe permitirnos reconocer que el gobierno anterior había correctamente recuperado los recursos fiscales y financieros que iban a parar a las AFJP e incorporado muchos personas sin cobertura con la llamada “moratoria previsional”. Pero debemos admitir también que esos fondos extraordinarios no fueron utilizados para organizar un sistema capaz de pagar beneficios sostenibles en el tiempo, de carácter universal y solidario, sino que sirvieron principalmente para financiar el déficit público y que la moratoria previsional, además de ser “transitoria”, permitió el ingreso de personas en edad pasiva sin cobertura, pero lo hizo con aplicó un nefasto sistema que les quitaba el “aporte no realizado” del beneficio pagado para seguir manteniendo la ficción de un sistema contributivo, incapaz de sostenerse en el tiempo. Entonces, tenemos razones para denunciar, en la actualidad, el despojo que significa el cambio de un sistema de actualización de beneficios, pero –otra vez- evitando la miopía que nos impide ver de dónde venimos, y cuáles son los problemas que afectan a un sistema de previsión social que es insostenible y necesita ser reformado. 

En fin, no se trata de diluir en el tiempo las graves responsabilidades del actual gobierno, ni licuar entre muchos las violaciones de derechos cometidos por sujetos particulares, identificables por su nombre y apellido. De lo que se trata, por el contrario, es de reconocer que el actual gobierno avanza con políticas regresivas, en muchos casos inconstitucionales e injustas, montado cómodamente en la plataforma que le dejaron gobiernos anteriores en los cuales tuvieron un papel preponderante muchos de los que hoy se pretende “héroes resistentes”. Más aún, los programas heredados y sus resultados son los que, en buena medida, han abierto un crédito impensado a políticas de orientación ortodoxa que no tenían lugar en la agenda pública luego de la crisis de 2001-02. Si esto no se reconoce, se corre el riesgo de pensar que lo que necesitamos es una vuelta a las políticas aplicadas previamente. En definitiva, necesitamos reconocer que la discriminación y el maltrato hacia los más débiles; las políticas de expoliación y uso irracional de los recursos naturales; la criminalización de la protesta social; el avance de la creciente e injusta desigualdad social y económica que se promueve en el país, no empezaron ayer, no se explican sólo por las políticas actuales, ni son producto de alguna inesperada “nieve mortal” caída sobre el país de modo repentino. 

50 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy interesante el comentario Roberto. Me genera algun ruido la visión de las comunidades indígenas como límite al modelo extractivista, lo digo porque en muchísimos casos las comunidades negocian acuerdos económicos con las petroleras y mineras que los aceptan para evitar el conflicto judicial. En definitiva, más allá del discurso, lo que buscan es beneficiarse (o no quedar afuera) de ese modelo más que limitarlo. Las comunidades involucradas en los conflictos recientes, las más radicalizadas, son la excepción.

Anónimo dijo...

tambien debemos preguntarnos que rol cumplio la izquierda en contribuir a esa idea de continuidad, sin caer en la victimizacion. Verdaderamente una continuidad se puede tambien explicar por la falta de alternativa seria, incrementada notablemente por la falta de auto-crítica de los intelectuales que siguen insistiendo en que su rol es critico, y no formulan ninguna propuesta que sea mas o menos viable, mas alla de la simple prevencion, de consignas vacias, y mas alla de su lucha propia y miserable por espacios de poder en la universidad, o en algun otro sitio. Yo no creo que los espacios de la izquierda por ejemplo no hayan tenido recursos, o tiempo como para difundir ideas, y lograr cierto grado de concientizacion. Si no lo han logrado es, precisamente, por un defecto mas propio, que por un deficit de la democracia, o del partido gobernante de turno, sea cual sea su bandera politica.
Roberto.

Pablo M dijo...

Muy bueno el articulo Roberto. Quiza se debería agregar que además que la continuidad con matices existe, el discurso hipócrita, intransigente y falso de negarlo en su momento por todos los "medios" posibles (que se obviamente no se refieren a los "medios" de comunicación sino muy parcialmente) del "grupo hoy resistente" reforzó una fuerte corriente de opinión, en la que se basa en gran parte el apoyo no solo a este gobiero "en general" sino particularmente a alguna acciones concretas repudiables por ejemplo la creencia de que se vivía dentro del "garantismo" en el gobierno anterior, y no ver resultados en la politica de seguridad, a apoyar la mano dura. O a aceptar "trampas" institucionales en gobierno actuar que llego con un discurso mas "institucionalista" (que era mentira es seguro, pero la dividida reaccion social a eso salvo contadas excepciones como el 2x1 y la indignacion ante la designacion de los nuevos jueces de la corte de prepo) permite que el gobierno actual fuerce los limites lo máximo que puede. Y esos limites son mucho mas laxos que si gran parte de la población percibiera que la promesa explícita de "calidad institucional" y "un pais en serio" con la que gano CFK hubiese sido respetado. Anónimo 6:05, lo que decis es parcialmente verdad (especialmente al Oeste y Sur de Argentina). No es asi en la zona de avance de la soja, donde el desmonte hace migrar a los qom, wichi, etc. a centros urbanos (incluso Rosario y GBA). Quiza se deba a la mayor atomización del conflicto en la zona Chaqueña (no hay una minera con la cual negociar, ni tal o cual petrolera sino una multiplicidad de actores, incluído los gobiernos provinciales - estos sistemáticamente en beneficio de los intereses minoriarios).

David dijo...

RG:
1) línea de continuidad, herencia, línea de conducta, "autoridad moral", ¿a qué remiten?
2) El artículo recuerda el criterio de institucionalidad de la alianza (y del actual gobierno).
Reprimen; pero dentro de las instituciones (estaban dadas las condiciones con las cadenas nacionales, el proyecto x y berni...; para meter preso al pibe que twiteó, pasarle la moto por encima a un cartonero, encarcelar a milagro...). Matan; pero dentro de las instituciones (estaban dadas las condiciones con ferreira para dispararle por la espalda a nahuel). Roban; pero dentro de las instituciones (sigo?).
3)Yo quiero que se rasguen las vestiduras. No es netflix. Muchos políticos forman parte de una élite (¡mirá si hay órgano político más elitista que la familia judicial!). Pero el campo político abarca otras demandas e incluyen el juego político, la negociación (no como etiqueta de dialoguista), el discurso... Yo quiero políticos en ese campo, en los discursos, en la negociación. (¿O que hayan CEOS en el gobierno es la consecuencia de la institucionalización del "que se vayan todos" que el gobierno anterior estableció con la campora en el patio/jardín de las palmeras?).
3) ¿La representación política es una relación uno a uno?
4) ¿Porque hay "avisos" fúnebres, muere la gente?
5) El artículo propone un realismo político más papista que el papa.

David Zambrano dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
David Zambrano dijo...

1) ¿Cuándo terminó la "primera etapa" del gobierno de macri? Esto es importante para conocer la "lectura" de los autores de este artículo. Mitad del mandato hubiera sido otra expresión. Recordar que para algunos la primera etapa del gobierno había terminado en julio del año pasado (alejandro grimson).
2) ¿No hay clivajes entre la historia, el contexto, el juego institucional, la práctica política, la sociedad...? ¿La desaparición de maldonado es un hecho histórico, tanto (tal) como el triunfo electoral de macri? Recordar que para uno de los autores, la tragedia de once significó el "resumen de 12 años de kirchnerismo".
3) ¿No termina el artículo sometiéndolo todo a la historia como Historia con mayúscula, como "tema mayor"? En fin, a la Naturaleza.
4) Insisto: ¿menem indultó porque alfonsín decretó la obediencia debida...; y luego siguió la historia pasando por milani hasta el ajuste en ddhh y la domiciliaria a etchecolatz? La lectura de las continuidades creo que podría ser una primera lectura, pero después hay que leer en serio. Los autores lo hacen (no soy quién) en sus respectivos ámbitos.
5) ¿La apelación al aprendizaje (a la pedagogía) está en línea con el criterio historicista y contextual del artículo? ¿no deberían haber aplicado la lectura contextual e histórica también al presente? ¿Por qué habría "una lección" que aprender, en vez de, ejemplo, un contexto de muertos y muertos sostenida en el tiempo por la administración actual? ¿No hay que cambiar de administración? Ejemplo: ¿no hay que exigir la renuncia de un ministro?
6) Insisto: ¿Las normas son "de los gobiernos anteriores"? ¿Esta es una definición? ¿Es el criterio histórico?
7) ¿El "ajuste en la movilidad del haber jubilatorio"(sic) es lo mismo que "apostar a la muerte de los jubilados"? ¡La muerte igual a aquel fraseo!
8) ¿Por qué no tienen nombre y apellido los que tienen responsabilidad general?
9) ¿Hay una relación diacrónica de uno a uno entre burocracia estatal y etapa histórica: la musa Clio fue la que instruyó el decreto por el que casi sale el ajuste a los que menos tienen? ¿No se trató de una medida burocrática entre otras, pero que debido a los que "resistieron" (claro que, ¡ay!, eran políticos y movimiento sociales que formaron parte -y que no- de los gobiernos de ayer), debido a los "politiqueros" caló en forma de conocimiento, reclamo, manifestación en la sociedad con consecuencias que todavía desconocemos. Lo que sí sabemos es que fue reprimida con una cacería sangrienta.
10) Para los autores aquella medida contra los más débiles se articula con la sociedad, porque sostiene una continuidad histórica con un modelo (no definido). Yo agregaría que es también una medida burocrática; un trámite, vamos. ¿Hay que leer ese trámite con los ojos de los Grandes Temas de la Historia? ¿No hay que dárselo a leer a los perjudicados? ¿Quién lo va a hacer? ¿El fmi? ¿Un actuario? ¿Un juez? ¿Un empresario? ¿Un multimedio?

Damián Seras dijo...

Que curioso. Recuerdo cuando participe en este chat alla lejos diciendo q lo que aqui habia sucedido en la ultima decada parecia comenzar con la aparicion de una familia maligna que al llegar al poder trajo a la argentina practicas corruptas nunca vistas en obra publica narcotrafico y otras barbaridades nunca antes vistas. Todavia hoy ese relato lo vemos en los medios independientes a diario. El mismo comentario hice respecto al caso nisman donde pareciera que un valiente fiscal incorruptible investigaba al poder corrupto y encubridor hasta que fue asesinado por esos mismos mafiosos. Parece ser que la sociedad necesitaba creer q se trata de buenos y malos. Hoy que nos desprendimos de la familia y sus complices podremos volver a ser felices. En esos comentarios quise expresar esto que ahora se esta analizando. Hoy las barbaridades cometidas por el actual gobierno parece hay q mirarlas en contexto. Al parecer comenzaron cuando colon partio de palos. Digo los de vido y demas corruptos fuero producto de la nieve mortal?? Un invento k nunca antes visto? Los bonadio oyharbides y demas alimañas?? Digamos que la ubicacion ideologica de cada uno no nos deja ver bien la pelicula. Solo digo que desde estas lineas se insinua habitualmente que estabamos en manos de satanas y que quienes no explicitaron criticas en aquel momento hoy deben llamarse a silencio. No opino lo mismo. En la pelea contra este regimen tambien corrupto y antiobrero hay que sumar fuerzas. Consciente de quien es quien pero el poder de las corporaciones gobernantes hoy es muy grande como para aislarse en posiciones principistas. Finalmente. Los males no empezaron con macri y tampoco con kirschner.

rg dijo...

sólo frente a un error de lectura. yo soy abogado, y para mí pensar que este gobierno es responsable en continuidad con gobiernos anteriores no implica diluir responsabilidades (lo decimos de modo explicito en el texto), sino asumir que funcionarios del gobierno son responsables, como lo son los anteriores. esto implica decir, por ejemplo, que p.bullrich tiene que hacerse cargo del asesinato de nahuel, y pagar por ello, y de la muerte de santiago m. (represión sin protocolo, acción ilegal de gendarmería, encubrimiento, etc.). Implica asumir que el fracking es contrario a derecho hoy, como ayer, y que deben impedirse cierto tipo de actividades extractivas. Que el ajuste de hoy debe rechazarse, en honor de derechos sociales que no se cubren, como debía rechazarse y responsabilizarse a funcionarios públicos de ayer, que impedían que los jubilados cobrasen lo suyo. Responsabilizar cruzadamente no es decir "total todos lo hicieron", sino "todos pueden ser imputables penalmente (eventualmente) todos presos."

Anónimo dijo...

Obtuve doble recomendación y no ingresé a conicet. Quién me paga el sueldo ahora? Los que votaron a macri o los que votaron en blanco? Estos sí merecen quedar sin laburo

Damián Seras dijo...

Es simplificar la politica al delito. Todos presos y? Que hacemos con todos presos? Y quien los mete presos ? Bonadio? Oyharbide? Mahiques? Etc?Y quien convalida esas prisiones? Rosatti y compañia. Y a ellos quien? No se trata de responsabilidades penales a mi entender . Yo no estoy en contra de este gobierno por sus delitos. Por su proyecto!! Aun si se tratara de gente honesta y de buenas intenciones. La politica la analizamos como ciudadanos y no como abogados. Y repito para oponerse a este proyecto hay que reunir fuerzas sin desconocer el pasado de nadie. Cuando la cgt convoca a un paro adhiero en la medida que pueda contribuir a frenar estas politicas sin desconocer quienes son sus dirigentes. Recuerdo cuando se hablaba de la billetera que compraba voluntades en los gobernadores para alinearlos en sus politicas. Ahora ese soborbo es dialogo y consenso. Y repito me preocupa la reforma educativa laboral impositiva previsional etc en tanto politicas que marginan y benefician a los poderosos mas alla de si son o no legales.

rg dijo...

anónimo, o sea que los que entraron al conicet tienen que agradecerle a macri y votar por él? esa visión, de la vida pública como soborno, es la que destruyó al conicet: hacer academia en nombre de quien te garantiza el sueldo. hay que acostumbrarse a escribir con independencia de quien te paga

rg dijo...

damián, qué ganas de hacer afirmaciones grandilocuentes. en este caso contra lo que el artículo dice, porque se trata de escribir, pensar y militar contra proyectos que vienen de lejos (que no se reducen al efecto "nieve mortal", aunque algunos necesitan decir eso, para salvar la propia culpa), y hacer responsables, jurídicamente, a quien haga falta (y a partir del artículo yo diría a las cabezas de seguridad y medio ambiente, y a parte del propio círculo presidencial, involucrado en negocios incompatibles con la función pública y el cargo que ocupan).
lo de la billetera que compra gobernadores tampoco lo entiendo. en lo personal, hace 30 años que escribo contra esa manera de entender la política, no la llamo diálogo ni consenso (con nino hablábamos de "concepción pluralista," como directamente contraria a la que defendíamos), y lo critiqué siempre, a pesar de que el kirchnerismo me respondía con que era una visión ingenua, porque la política era eso. qué raro cómo cambiaron! será porque ahora paga otro?

Anónimo dijo...

Escribo con independencia. Me refiero a algo menos opinable: recorte presupuestario. Hablo de números. Discutimos sobre eso mejor?

rg dijo...

no entiendo por qué vinculás entonces el voto con quien te paga el sueldo. lo del recorte presupuestario obvio que está pésimo, sobre todo hacia el conicet, pero esto es una obviedad. lo que no es obvio es la conexión que trazaste entre que vote a la izquierda (o en blanco en un ballotage). es el modo en que entendió el conicet el kirchnerismo, votanos porque para eso te pagamos

David Zambrano dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
David Zambrano dijo...

RG:
¿No terminás reduciendo el tiempo a los actores históricos de la manera más caprichosa: macri es el presente sobre el que hay que tener una actitud pedagógica; los k son el pasado (una idea muy acorde al discurso mediático) sobre el que hay que tener condenas?
Los políticos vendrían a ser un par de criaturas que pueden aprender de la historia mientras no estén presos.
El artículo nos deja la sensación de que los conceptos de "historia" y "contexto" son por lo menos volátiles. Perdón.

rg dijo...

david, me subleva tu comentario, porque es el prejuicio contra los hechos. dejate de embromar. digo explícitamente el presente debe ser responsabilizado jurídicamente/penalmente. y me salís con eso. acabo de aclararlo una vez más en los comentarios anteriores e insistís en ver lo que pensás que querría decir aunque explícitamente diga lo contrario

David Zambrano dijo...

Mis comentarios son más que nada sobre el artículo. En el mismo se lee: "resulta particularmente grave que la actual administración no haya aprendido la lección"...
¿Tendría que contestarte que conozco tu mirada, por diferentes medios (inclusive tus comentarios aquí), y que la comparto en su mayor parte (en la parte que sé aprender de ella, como puedo)? Considero que el artículo expresa de forma más arriesgada una interpretación de la realidad y, sobre todo y especialmente, apela a una cierta comunidad (el uso de la metáfora es explícita). A eso me refiero. En el artículo leo cierto tipo de razonamiento, de lógica que quise sintetizar con las preguntas: ¿menem indultó porque alfonsín decretó la obediencia debida?, ¿las normas son "de" los gobiernos anteriores?, ¿no fueron trámites?, ¿esos trámites tienen que ser leídos en un texto mayor? (Irreverentemente: ¿milagro sala es un tema menor?).

rg dijo...

no te entiendo bien, pero en lo que sí entiendo, está el punto del artículo: en tus preguntas se ven las continuidades, que extienden la responsabilidad, aunque para distintos actos y actores sea diferente. el art. tiene sobre todo la pretensión de hablar con cierta izquierda que abre el camino a la repetición de errores, y la idea es bloquear la repetición de errores ya cometidos en el pasado. parte de lo de hoy estaba en el menemismo y en el kirchnerismo, no se puede criticar dejando abierta la puerta a la vuelta de ese pasado

Raylan dijo...

Offtopic, solo paso a decir que los habitantes de Tabarnia tienen el derecho a decidir su destino. Esto no va de independencia, sino de democracia. ¿Tanto miedo le tienen a las urnas? Hay que respetar las costumbres del lugar, los de afuera no lo pueden entender. Es un camino largo y difícil, pero vamos a tener recompensa al final. =)
Incríble como un chiste les desarmó todo el castillo de naipes (se pusieron nerviosos en serio). No es una locura tampoco llevarlo a la realidad.

Anónimo dijo...

http://www.lanacion.com.ar/2096453-las-12-fotos-del-momento-en-que-maria-eugenia-vidal-enfrento-a-los-guardavidas-que-reclamaban-puestos-de-trabajo

acá está la protesta social k y una vez más... Mariu los dejó en off side!

David Zambrano dijo...

¡Sí, con cierta izquierda y con quienes simpatizan con el kirchnerismo! Ese es el carácter persuasivo del artículo. No tengo nada que decir sobre eso (solo aprender).
Tengo dudas de si tu concepto de continuidad no pisotea personas, hechos particulares, microhistorias, "temas menores".
La clave pedagógica de "aprender de los errores", "no repetirlos" me parece contradictoria con ciertos conceptos del artículo, por ejemplo: "la situación actual es producto de una obra colectiva". Me hubiera gustado que insistieran en esa mirada que tienen de la historia con moraleja.
Por último, muchas dudas sobre cómo el artículo se burla a la luz de una Historia Mayor de las prácticas políticas que hace la oposición para rechazar una trámite como el que pidió el fmi con el ajuste a los jubilados. (Con irreverencia: ¿los jubilados o los legisladores de izquierda son un tema menor de esa Historia Mayor?).
El artículo me agarró a la noche mientras estudiaba y siguió generándome preguntas. ¡Bravo! Gracias por el tiempo.

Raylan dijo...

Damián Seras dice: "Los bonadio oyharbides y demas alimañas?? "
El tufillo antisemita y homofóbico de ese insulto me volteó. No es la primera vez que lo usa ese comentador.

Anónimo dijo...

me encanta el que se queja por lo del conicet, si no te dan laburo alli, busca en otro lado. Como si eso fuera el fin del mundo. Primero deja de ser esclavo de lo publico, y despues hablamos de libertad intelectual.
Francisco

Anónimo dijo...

En financiamiento de ciencia y tecnica antes estábamos mejor. Te paso un criterio para ver si podes hacer al menos distinciones graduales.

rg dijo...

sí, el gobierno narco. éste yo creo que por enemistad con el kirchnerismo va a darle duro al conicet, el otro usaba la universidad para financiar el afano. otra vez: fuera los dos. tu cerrazón te lleva a pensar que salga este para que vuelva el narco. yo estoy en contra de ambos

andresvas dijo...

Detalle, no son pobrecitos que nublados en su razón por su enemistad con el demonio K desfinancian al Conicet. Son la clásica derecha rancia corporativa que se baja impuestos a sí misma (o sea, se aumentan su propua ganancia) y le importa un bledo el gasto en Ciencia y Técnica. Saben muy bien lo que hacen y siempre hicieron lo mismo. No la compliquemos tanto que esa no se la creen ni ellos

rg dijo...

no estoy de acuerdo, y lo vas a ver en conicet. van a redireccionar los fondos contra las cs sociales que son tonterías para ellos, y a favor de la investigación aplicada a empresas, emprendimientos. o sea, para los propósitos de uno la cosa está jorobada, pero no es la lectura conspirativa que los vincula a la derecha alsogaray

andresvas dijo...

Es una derecha menos ideológica que la de Alsogaray, no es una caricatura, lo único que le importa es aumentar su ganancia, bajarse impuestos y externalizar todos los costos posibles, sólo invertirán en investigación pública si con eso se ahorran pagársela con plata de sus propias empresas. Los ejemplos del Centro de Convenciones construído con plata del GCBA y regalado a IRSA o del Tiro Federal regalado a la DiTella y otras empresas a las que les interesa el país son bien gráficos para mostrar que les importa muy poco la pureza ideológica sino tan sólo pragmáticamente privatizar ganancias y socializar costos. No la compliques, no es tan complejo, ellos lo tienen muy claro, no hace falta imaginar conspiraciones para entender una lógica tan grosera y evidente como esa.


rg dijo...

me parece que estás perdiendo una parte importante de la película. así se pierden elecciones luego.

andresvas dijo...

Acá una nota de Lucas Rubinich que va en el sentido de lo que te estaba diciendo.
https://www.pagina12.com.ar/85727-sobre-arcangeles-y-mosquitos

Rodrigo Manuel Herrero Rosas dijo...

No se para que tanto "contexto" y tanta "historia con pedagogia" para entender al macrismo si despues derrumbas todo reduciendo kirchnerismo a poco menos que u "grupo mafioso de narcos". No hay debate ni dialogo posible a partir de ese reduccionismo.

rg dijo...

sí, había visto lo de lucas r, me parecía perfecto

rg dijo...

tenés razón rodrigo. nunca escribí ni escribiría eso en las cientos de notas que hice sobre el kirchnerismo (no que no tengan un vínculo decisivo, sino que puedan ser así reducidos. obvio que fue mucho más que eso). en todo caso, tiene que ver con la dinámica de chicanas que en las redes se generan, sobre todo, por la presencia de anónimos. así que, en la medida en que el blog continúe el año próximo, eso se termina: fin de la participación de voces no identificables, que azuzan la discusión ocultos en el anonimato

David dijo...

Quiero aclarar que no comparto la idea de una historia con moraleja (digo que ese era el punto de vista -no desarrollado, inconfeso- del artículo). Tampoco que la represión y transferencias de ingresos a los que más tienen sea una "primera etapa" (otro término pedagógico) del actual gobierno. No creo en la teoría del derrame; ni en el discurso que dice: "había que hacer reformas dolorosas" para crecer "saludable" y "sustentablemente". Tampoco creo en una historia con mayúscula que explica todas nuestras decisiones. Por último, no creo en esa idea de "autoridad moral" (otro valor pedagógico) que define a los actores. Véase lo elitista que es esta pedagogía.
Finalmente, apoyo a la izquierda cuando teje alianzas instrumentales contra medidas como el ajuste a los jubilados.

Rodrigo Manuel Herrero Rosas dijo...

Genial RG... por mi parte voy a tratar de ser menos "chicanero" y a tratar de intervenir haciendo algún aporte más sustancioso para estimular la discusión.

rg dijo...

perfecto.
david, no entiendo tu punto, no se quién de los que está por acá cree en la teoría del derrame, o que ahora vamos a crecer de modo saludable. me parecen completamente ajenas a lo que piensa el 90 por ciento de la gente que pasa por acá

David dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
David dijo...

El artículo define al macrismo (y también a la izquierda!) a partir del kirchnerismo. Pero hagamos un punto acá. El kirchnerismo, a su vez, es establecido "a propósito" como algo que no tenía nada de original. No defiendo que "lo" tuviera. Volviendo al tema; es obvio. La metáfora del eternauta, de la "resistencia"...; más allá de alusiones y aguijones, están hechas dentro de eso que el gobierno anterior llamó (lamentable) oficialmente "batalla cultural". El artículo viene a decir que el kirchnerismo no era una supuesta identidad cultural que batallaba. De esta manera, el macrismo es definido con algo que no fue lo que era (porque aquello era algo negativo).
Al mismo tiempo, el pasado es visto con los ojos del kirchnerismo: se enumeran hechos que virtualmente ocurrieron en aquel gobierno y se buscan sus símiles en el pasado y el presente. Todo pivotea en la k (en la no-k).
En conclusión, el gobierno actual parece tener todavía un sendero de aprendizaje. Una segunda etapa para lo que vendrá. El futuro. Yo no lo regalaría.

Pablo M dijo...

Andresvas: creo que subestimas al Pro, como esta haciendo mucha gente de centroizquierda y peronista (hasta que pierden elecciones). Decir "lo único que le importa es aumentar su ganancia, bajarse impuestos y externalizar todos los costos posibles". Creo que hacen eso, pero no es "lo unico que les importa". Hay un proyecto politico detras (no digo un modelo postneoliberal, que tambien los es). Es un proyecto politico que va mas allá de Macri y los CEOs... hay muchos alli que piensan en una continiuidad mas alla de este (o una eventual reeleccion). Por ver excesivamente el lado tecnócrata y regresivo económicamente hay gente del Pro que piensa en términos politicos tradicionales (mantener el poder). Concretamente y principalmente, aunque no los únicos, HRL y Vidal. Sino fijate este nuevo "fondo para el conurbano" como muestra claramente (y en forma estremecedora para alguien con minimo sentido de la equidad) el articulo de Fidanza hoy en La Nacion. No concuerdo 100% con lo que dice (especialmente la idea Robin-Robin, para mi hay una idea Hood Robin que necesitan el Robin-Robin en términos de Fidanza). http://www.lanacion.com.ar/2096598-la-estrategia-que-puede-destronar-al-peronismo
Saludos

rg dijo...

estoy de acuerdo pablo. es bueno lo de fidanza. si no se ve esa parte, se piede parte crucial de la película. podemos decir "esa parte también es malísima," pero claramente no es lo mismo que el resto. a un laburante del conurbano, le dirías hoy: "mirá si hubiéramos ganado con scioli y aníbal, en vez de tener a esta ajustadora serial"? sería inconcebible, implicaría no entender nada, y no porque está tn, sino porque las viejas y los laburantes del conurbano entendieron claramente qué implicó 10 años de scioli en la provincia, y no lo quieren ver ni en figuritas.

rg dijo...

david, no coincido en nada con el análisis. es como si hablaras de otro artículo. el artículo habla con algunos textos recién publicados (en página, en anfibia) explícitamente sobre el eternauta, y con otros reportes que retoman esa lógica -sin hablar explícitamente del eternauta- pero insistiendo con eso de que hubo un "giro enloquecido de la historia," una discontinuidad que no es tal

David dijo...

No entiendo. En el fondo tu respuesta comparte mi lectura. Para ser crudos: el artículo se resigna a analizar hechos, medidas y va por lo cultural y didáctico de la historia. Cuando recurre a datos los llama textualmente: "ejemplos" y se sirve de ellos para "enumerar".
No quiero olvidar los hechos: la inmediata quita de retenciones al complejo primario, los despidos en el estado y el primer tarifazo. Esa sí fue la primera etapa. ¿Con qué objeto? Pobreza cero y decirnos la verdad. Saltamos al dia de hoy: represión, ajuste a los jubilados, reforma laboral, nuevo tarifazo y tope en las paritaria. ¿Con qué objeto? Ganar los municipios de bs as y cumplir con el fmi.
Fueron enloquecidos? Mmm. ¿Es un giro? Ok, no; pero, ¿con respecto a qué? ¿Al pasado visto con la lupa k? ¿O con respecto al ciclo de transferencia de ingresos que se da de manera drástica desde la última dictadura? (Ojo que no dice que hoy haya una dictadura). Entonces, sí.

David dijo...

No entiendo. En el fondo tu respuesta comparte mi lectura. Para ser crudos: el artículo se resigna a analizar hechos, medidas y va por lo cultural y didáctico de la historia. Cuando recurre a datos los llama textualmente: "ejemplos" y se sirve de ellos para "enumerar".
No quiero olvidar los hechos: la inmediata quita de retenciones al complejo primario, los despidos en el estado y el primer tarifazo. Esa sí fue la primera etapa. ¿Con qué objeto? Pobreza cero y decirnos la verdad. Saltamos al dia de hoy: represión, ajuste a los jubilados, reforma laboral, nuevo tarifazo y tope en las paritaria. ¿Con qué objeto? Ganar los municipios de bs as y cumplir con el fmi.
Fueron enloquecidos? Mmm. ¿Es un giro? Ok, no; pero, ¿con respecto a qué? ¿Al pasado visto con la lupa k? ¿O con respecto al ciclo de transferencia de ingresos que se da de manera drástica desde la última dictadura? (Ojo que no dice que hoy haya una dictadura). Entonces, sí.

David dijo...

Para no incurrir en lo que critico: la quita de las retenciones, ¿ es una medida que ocurrió dentro del actual gobierno o se lo estamos achacando virtual e ideologicamente a cambiemos? ¿ No es una continuidad con la 125? ¿pero esa continuidad tiene hace eje en los gobiernos y las sucesivas administraciones o aparecen otros actores que el artículo "olvida"?

andresvas dijo...

Pablo M, Roberto

De acuerdo, no subestimo ni un poquito la eficacia del Pro como construcción política. No estaba dando mi visión general sobre el Pro sino respondiendo un comentario de Roberto que causalizaba en la enemistad con el kirchnerismo la política regresiva del maurismo en relación al Conicet y a CyT en general. Como dije, eso no está en su proyecto, no hay sentimiento que lo disculpe, es un clásico de nuestra derecha y creo que un retroceso explicado por la priorización de gastos e impuestos de este gobierno (lo que tampoco implica adherir a una visión idílica del anterior)

Criticar una visión de derecha no significa negar su eficacia. Armaron un partido y ganaron elecciones, conocen y entienden muy bien el juego, empezaron como contratistas del estado, se acercaron al poder municipal fuertemente con Cacciatore, despúes fueron ingresando a la
política tradicional con Grosso, armaron el partido y pasaron al otro lado del mostrador cuando ganaron la Ciudad y obviamente ahora. Que conozcan los mecanismos clásicos para mantenerse en el poder no es contradictorio con que tengan un proyecto reaccionario.


El artículo de Fidanza está bien cuando grafica sacarle a los jubilados para darle a un futuro nuevo mercado cautivo en el conurbano (Fresco lo hacía y nadie negaría que era de derecha).Le falta decir que además de ese empate, ya se sacaron dos puntos del pBI en impuestos a ellos mismos en estos dos años y anunciaron otros dos puntos más de reducción para los próximos tres años, ahí no hay empate, hay derrota distributiva .
Es la primera vez que se forma un partido de derecha y gana legítimamente, es la primera vez que las empresas toman directamnte el poder en democracia, hoy se concentra el poder económico político (aunque no controlen el parlamento) el mediático y también están llegando al control de la selección y remoción de jueces. En nuestra democracia eso es inédito, cero continuidad.
El combustible de esa acumulación es el endeudamiento, hay que ver cuánto resiste esa construcción eficaz un desastre macro, ahí también sería bueno contextualizar y ver la historia para tratar de entender qué puede pasar en el futuro.

Creo que, si uno no discute con caricaturas de la posición del otro (esas se contestan solas), es claro que hay un montón de continuidades en lo que está pasando que deben contextualizar el análisis, está muy bien contextualizar y marcar las continuidades. Hay que ver si eso es más útil que señalar las diferencias y las reponsabiliades, es una elección política tanto uno como otro camino. A mí hay muchas discontinuidades que me resultan groseras y evidentes. Por decir una entre muchas: una política premeditada de detenciones al voleo después de las manifestaciones (algunas tan inofensivas como Ni una menos), si miramos en nuestra historia no se daba en democracia desde Isabelita. Sabemos que ni este ni el anterior de los gobiernos del 83 para acá pertenecía a la izquierda pura, ninguno rompió con el capitalismo ni abolió la propiedad privada. Dicho eso, es nuestra obligación señalar y discutir los avances y retrocesos.




Pablo M dijo...

David: creo que lo que señalas de las retenciones es claramente una discontinuidad pero no invalida el argumento de fondo. Las retenciones no existian para abolir o "combatir" el modelo extractivista sino para financiarse de el para mantener su base electoral. En el esquema del gobierno anterior, el extractivismo era clave porque necesitaba de su renta para financiarse. De alli que pese a la retorica contra el campo, nunca se metieron con las mineras, ni con YPF por decir algo (salvo cuando se pudre el negociado con Esquenazi, un acuerdo que mirado con detenemiento-conozco del tema- convalido el vaciamientod de YPF para despues expropiarla por un valor que en España descorchaban champagne). Obviamente, las "continuidades" Pro y K no pueden ser 100% ya que dependen de bases electorales distintas y "campos ideologicos" distintos. Creo que el articulo no apunta a eso, un abarcativo "son exactamente lo mismo". Seria necio no verlo, pero que hay continuidades de larga data, las hay...

andresvas dijo...

Más acá, sobre discontinuidades.
https://www.elcohetealaluna.com/cacerola-regalada-no-se-le-miran-los-dientes/

David Zambrano dijo...

Pablo: Estoy de acuerdo con las "continuidades" para ordenar una cierta mirada sobre la historia; pero las continuidades no están al mismo nivel que lo histórico.

¿Queda claro que "la historia" que relata el artículo es sobre "los gobiernos"? Parece obvio. El artículo coquetea con la crítica de la cultura...; y termina, en definitiva, instalando como los agentes de esta a "los gobiernos". Voy a decirlo más precisamente: quiso ser la historia sobre las continuidades en "los (discursos de los) oficialismos"...

Acuerdo con que las retenciones no existían para abolir el modelo extractivista, a menos que con ello quieras decir que por lo tanto el kirchnerismo no era un modelo que quería abolir el extractivismo. No digo que lo fuese, ¿se entiende? (¿Qué quiere decir que "no era" eso? ¿Quiere decir lo mismo ayer que hoy? ¿Quiere decir que debió haber sido "eso" y así habría profundizado sus políticas? ¿Quiere decir que nunca debió haber mantenido las retenciones porque no era un modelo extractivista? ¿Quiere decir que como no era eso no debió haberlo hecho nunca ni pretender hacerlo ahora ni haber existido jamás...? ¿Quiere decir algo?).

Propongo otro ejemplo: "El macrismo quita las retenciones, pero no porque defienda el modelo extractivista, sino porque el kirchnerismo fue quien las mantuvo, a pesar de la 125". Otra vez la lectura de los modelos económicos en segundo orden, ¿no?

Hay una "palabra refleja", sin embargo, que de pronto brilla en el artículo: "insostenible". Pregunto: ya que "sabemos" lo que era para el actual, ¿cuál era (la "ficción") "insostenible" para el anterior gobierno? El artículo debería responderlo. No lo hace. ¿Pero no hablaba de continuidades?

Para el artículo, maldonado, milagro salas y el ajuste son temas menores de un contexto que continúa y una historia que se repite. Son una asociación de ideas de un inconsciente colectivo. Punto. Es un determinismo histórico que reclama su lugar en el sentido común.

Por eso sostengo que la lectura principal del artículo es de tipo "cultural". Pero no solo.





David Zambrano dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.