6 abr. 2018

Cómo no pensar la justicia en Brasil

https://www.pagina12.com.ar/106129-ficciones-judiciales (texto de E.Barcesat, en P12)

Ejemplo de jurista argentino, en el periodismo argentino, hablando del derecho extranjero: comentario vacuo, superficial, sin un dato, mal escrito, apresurado, demagógico, sobre-actuado, lleno de adjetivos, carente de ideas, políticamente sesgado, interesado únicamente en decir que "todo es lo mismo," y que la justicia brasileña reproduce las vergüenzas (actuales, porque las pasadas no las veía) de la justicia argentina. El jurista infiere lo que se le ocurre, de lo que tiene ganas, para llegar a la conclusión que ya tenía pensada, antes de confrontar los hechos ("Qué le impuso a la magistrada apartarse de su propia doctrina? Ciertamente, la infición del poder político, mediático –y también militar"). Todo el artículo fue escrito para concluir con esta frase: "Igual ocurre en la Argentina, con la persecución política a los funcionarios de mayor jerarquía del ex gobierno". Artículo-papelón, pero al mismo tiempo típico en cierta clase de "profesionales" locales, afectados todavía por el virus de la década anterior. 

Lo cierto es que los jueces, en Brasil, se eligen a través de concursos muy exigentes, de un modo (tal vez demasiado) profesionalizado, que evita lo que es distintivo de países como el nuestro, Bolivia, Venezuela o Ecuador, en donde la selección de los jueces tiene un carácter abiertamente político, lo cual ayuda a generar (junto con otros pésimos incentivos, que incluyen a la actuación de los servicios de inteligencia), y como resultado esperable, la politización de la justicia, vínculos directos y estables con el poder.

En los hechos, el TSF de Brasil tomó una decisión que estaba habilitada a tomar; que hubiera sido polémica en cualquier caso; que fue sostenida por algunos de sus mejores integrantes (incluyendo a Barroso, Fachín, Carmen Antunes), honestos y bien formados; y rechazada en sus votos por algunos de sus miembros más cuestionados, incluyendo al personaje más cuestionado y polémico del tribunal (Gilmar M.), que lideró la votación A FAVOR de Lula. En sus instancias inferiores, la justicia brasileña combina jueces probos, progresistas, honestos, con jueces muy conservadores, burocráticos, y profesionales. Un poco de todo, pero, subrayaría, con ausencia mayor de lo que en la Argentina es presencia mayor: jueces preparados para servir a quienes los nombraron, o interesados en no ser sujetos a sanciones por el poder de turno.

En definitiva, otra falta de respeto, propia del derecho y el periodismo locales. 

30 comentarios:

Raylan dijo...

Totalmente de acuerdo Roberto. Muchos prejuicios y doble moral en nuestro progesismo, en este y en casi cualquier asunto. Se les nota mucho la hilacha.

Eduardo dijo...

Excelente posteo. Lo que me genera muchas dudas es porqué hubo tanta reacción de muchos intelectuales haciendo una comparación con la proscripción del periodismo. Incluso de algunos bastante progresistas. Me sorprendió la reacción en particular de Sebastián Echemendy, con quien entiendo compartieron varios años en la UTDT. O de algunos politólogos a quienes consideraba más parciales como Diego Reinoso (UdeSA). Saludos

Damián Seras dijo...

Para ser sincero desconozco totalmente los fundamentos del fallo y la idoneidad y honestidad de los jueces de manera roberto que te doy la derecha a vos que por supuesto estas informado. Con respecto a tus adjetivos hacia barcesat me parecen lamentables. Podes opinar distinto y refutarlo. Tratarlo de enfermo atacado por el virus de la decada pasada... muy triste

Damián Seras dijo...

Barcesat padece un virus de epoca. A mi me mandan a leer libros p me dicen malaleche. El blog tan democratico y conversacional parece algo despreciativo con los pensamos otra cosa. Podria contestarles que estan afectados por la pandemia de esta decada. Prefiero pensar que estan equivocados.

Bruno Caligaris dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Bruno Caligaris dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Bruno Caligaris dijo...

Disculpá, pero veo una defensa de los jueces, no del fallo (y de la culpabilidad de Lula).
¿Qué opinás de esto último? ¿Tenés algún artículo escrito al que me pueda remitir?

Anónimo dijo...

Mas interesante es la opinión de M. Bergman. Se la copio: mobile.twitter.com/myriambregman/status/982271425049317377
Que nuestro antikirchnerismo no nos tape el bosque. Abrazo,
Diego

daniel tausk - dtausk@yahoo.com dijo...

Me llamó la atención que la línea de la argumentación de Barcesat es muy cercana a la del gran Enrique Eduardo Marí (mi gran profesor de filosofía). Ambos se basan en Hans Vaihinger, (Das Philosophie des 'als ob), al que Marí recurría con frecuencia y conclusión con la que seguramente hubiera estado de acuerdo. Marí, corresponsal de Althusser y de Norbert Elias, uno de nuestros más grandes filósofos y de paso jurista que no tiene el reconocimiento que se merece por no haber buscado nunca capital social (como muchos hoy día). Era de una extrema erudición en muchas disciplinas alejadas de su formación primaria: lógica formal y modal (desde Frege y Witgenstein a los contemporáneos), toda la escuela francesa (incluyendo a Lacan), por citar sólo a algunas.
¡Qué distinta sería hoy la academia jurídica (que no es una ciencia sino sólo una posición social ideológica) si Marí hubiese tenido más influencia que otras figuras más de acuerdo con el statu quo y, en consecuencia, más cotizadas!

David dijo...

¿Son honestos y bien formados los que votaron en contra y cuestionados los que votaron a favor?
Adjetivos.

David Zambrano dijo...

No juzguéis los adjetivos, para que no seáis juzgado por tus adjetivos.
Honestos y formados si condenan a Lula. Cuestionados, si lo favorecen.

David Zambrano dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
David Zambrano dijo...

Pobres:
https://www.youtube.com/watch?v=24g6Egf54QU

Anónimo dijo...

impecable robert, como siempre. sl

Marcelo dijo...

Durante muchos años EB fue un personaje simpático y algo caricaturesco que tenía en la Uba una cátedra de "teoría general del derecho" de ascendencia "marxiana" (aunque la formación de EB en ese campo -el marxismo- siempre fue dudosa por su rigor teórico. No lo digo yo: lo decían todos). En los años posteriores vivió lo que muchos: una extraña conversión desde el marxismo al kirchnerismo (Pienso en Alagia por ejemplo). Siempre me resultó extrañísima esa conversión. Hoy ese dato hasta resulta anecdótico: la nota es una muestra del peor cualunquismo sobre todo si uno toma en cuenta que su socio (Boico) fue metido por la ventana en la Cámara de Casación para favorecer a la ex presidenta. De esa degradación no dijo nunca una palabra. Una pena.

andresvas dijo...

Sabemos que el problema para informarnos en Argentina es lo sesgada que es Página 12, que forma parte del 2% de voces opositoras al gobierno en el espectro informativo actual, cuando quiebre vamos a poder por fin tener una verdadera conversación democrática.

Sobre Moro, su imparcialidad, etc. ver acá:

http://www.amersur.org/institucionales-y-juridicos/lula-da-silva-juez-moro-brasil/

andresvas dijo...

Acá Lodola, sobre parcialidad o no de la justicia brasileña

German Lodola

@GermanLodola
Sorprende q periodistas e intelectuales pensantes interpreten la decisión sobre Lula (resultado y celeridad) como indicador de calidad institucional de la democracia brasilera. El caso esconde motivaciones políticas y muestra la aplicación selectiva de la ley a algunos políticos

Raylan dijo...

Está jugando con fuego Lula al desconocer un fallo. Gravísimo.
El problema, no único pero importante, a grandes rasgos, es el progresismo (llámese kirchnerismo, PT, Podemos, chavismo, la revolución de las sonrisas en Tractoria, quiero decir Cataluña, etc). Hay un cariz muy turbio en todo eso. Es un asunto complejo pero hay que enfrentarlo con todas las fuerzas. Fíjense que todos terminan en desastre. Lo peor de todo es que van de libertadores y muchos tontos útiles (como diría Lenin) se suben a la ola. Igual van a perder, je, no sin antes dejar ruinas a su paso.
Lo hacía más responsable a Lula. Saludos.

rg dijo...

sobre lodola: no creo que se refiera a mí, ni me siento tocado, porque no creo que la decisión sea muestra de la calidad institucional de brasil. de mi parte: brasil está en un pésimo momento político-económico, hay un rebrote de clasismo - racismo muy muy preocupante, temer es de temer, lula hizo reformas sociales espectaculares que deben mantenerse, la justicia funciona más o menos mal, PERO no se la puede leer como la leen muchos argentinos, en clave "la justicia argentina juega para macri" o, mucho menos "la justicia occidental está contra el progresismo de la década anterior." todos esos son delirios. eso es lo primero que digo

Anónimo dijo...

Seriamente se puede pensar que el problema en este asunto sea la opinión de Barcesat? No merece un solo comentario el pronunciamiento de los generales intentando condicionar, y acaso condicionando, a los jueces del Supremo?. No hay un solo comentario tampoco sobre la obvia provocación e intencionalidad política que implica que el Juez Moro ordenara la detención en un plazo perentorio? Tan claro es el proceso judicial como para afirmar taxativamente que Lula ha sido condenado conforme a derecho? Tan libres de sospechas están los jueces brasileños?. Por que está libre, entonces, Collor de Mello?. Es esa otra muestra de independencia del poder judicial respecto del poder político y económico? Tan clara es la distinción entre jueces honestos y los cuestionados?. Tan claro es que solo los cuestionados votaron a favor de Lula? Tan distinta, es en verdad, la justicia brasileña a la argentina?
Todo eso me parece una petición de principio. No veo un argumento que lo sostenga, excepto un principio de autoridad. Si veo los adjetivos que adornan lo dicho e intentan darle una fuerza argumental que no tiene. Si hubiera un comentario fundado de la sentencia de la segunda instancia, entiendo que basada en indicios y no en pruebas sustantivas, quizás pudiera entender de que estás hablando. Yo no la leí, vos seguramente si. Por eso, por favor, corregime si estoy equivocado...Pero si no lo estoy: de que estamos hablando ante el riesgo institucional que se corre en Brasil y, por extensión, en otros países de Sudamérica??
Saludos,

Guillermo

rg dijo...

Moro es un juez educado en el mani pulite de italia, para bien o mal, no es un juez reaccionario. no diría tampoco que el proceso es impecable (quien lo dijo?). diría sí que se están diciendo un montón de barbaridades "porque el resultado no me gustó". de ahí a "la justicia es de derecha," "juega para destruir a los procesos de cambio," etc., y no es así. el problema no es barcesat, sino leer al sistema judicial conforme a si fallo de acuerdo a lo que me gusta o no. también me parece equivocado leer la justicia de brasil con los anteojos de argentina. no merece ser así, es un simplismo de todos los días, no seamos tan parroquiales

Damián Seras dijo...

Muy emocionado con las palabras de lula de hoy. Un gran lider para toda sudamerica. "Lula hizo reformas sociales espectaculares". Esas cosas te las hacen pagar.

David Zambrano dijo...

No solo me parece elitista hacer referencia a su "educación", no solo imagino irónicamente la paideía que estarás pensando para estos mediáticos jueces, sino que, además, me recuerdan esas campañas contra Lula por no haber terminado el primario.

Toujours Pur dijo...

Creo que tu problema, Roberto, es que te has obnubilado con el espejismo del Lava Jato y estás haciendo la vista gorda al socavamiento gravísimo de las garantías procesales que ha caracterizado a todo el proceso. No sólo hay un carnaval de prisiones preventivas, sino que, como dice Pablo Stefanoni, la delación premiada se ha transformado "en una especie de mercado persa en el que se regatea información por beneficios en las condenas de manera poco transparente".
Y en el caso particular de Lula, como te señalamos en otro posteo en el que hablaste del tema, la sentencia —¡a doce años de cárcel!— del ex presidente es muy floja de papeles. Ninguna persona que se considere garantista o abolicionista podría respaldar que se sentencie a alguien a más de una década de prisión sin haber podido presentar evidencias concretas más allá del hearsay y de las "convicciones íntimas" del magistrado.
Saludos.

Anónimo dijo...

www.laizquierdadiario.com/No-a-la-prision-de-Lula-Ninguna-tregua-o-conciliacion-con-los-golpistas-y-sus-ataques

Toujours Pur dijo...

En mi comentario yo no mencioné a Argentina. Pero me encantaría saber cuáles son los "claros" en la condena a doce años de Lula. A mí me costaría encontrar elementos valiosos en un juicio donde el acusado es hallado culpable sin pruebas sólidas en su contra.

rg dijo...

los claros están, por ejemplo, en las reiteradas intervenciones de la corte. en este caso, es notable que los jueces que nombró él, que por lo demás son los jueces que tienen mejor reputación, le votaron en contra, y los jueces que nombró la oposición -que incluye a alguno de los cuestionados por corrupción- le votaron a favor. es un dato muy fuerte contra el que habla de conspiración de la derecha

Damián Seras dijo...

No entiendo. Y la causa? El fallo es correcto porque lo votaron en contra los jueces que el nombró ? Algo para aportar sobre las pruebas? Sobre la causa?

andresvas dijo...

Argumento de autoridad para cerrar un debate, síganme que tengo reputación. Me parece que no alcanza como respuesta cada vez que entramos en detalles que muestran lo irregular del proceso.

Anónimo dijo...

RG, en concreto, ¿qué opinión te merece la prisión de LULA?