8 abr. 2018

Lula libre (pd: Malamud)



Unas pocas, breves, reflexiones personales sobre la cárcel a Lula

La prisión a Lula no me satisface, por varias razones, empezando por la más básica, y es que no creo en el poder disuasivo de la cárcel, ni la considero una buena herramienta para reprochar nada a nadie. Me parece un resabio de irracionalidad pre-moderna,

Políticamente, la prisión a Lula tampoco me alegra porque –más allá de todo lo que legítimamente puede reprochársele a Lula- él llegó a simbolizar la posibilidad de la integración social a través de la política; en donde él mismo corporizó la posibilidad del cambio social “desde abajo.”

Las “discusiones” que se han promovido en estos días, desde la izquierda, en contra del proceso a Lula, generan una enorme tristeza, y dan para pensar que no tenemos salida decente desde la izquierda. Para negar lo que no le gusta –la corrupción atroz; la derechización del PT; el valor del proceso a Lula- la izquierda sigue pasando de la ceguera (“no veo lo que no quiero ver”), a la lectura conspirativa (“los militares, el sionismo y los medios, en combinación con los Estados Unidos…”), al malabarismo técnico-jurídico, del que se mofaría en cualquier otro caso.

De lo mucho que habría que decir  respecto de quienes vienen condenando a Lula (uno tras otro), diría lo siguiente: Moro no es un juez de derechas, ni corrupto, sino un juez de perfil alto, admirador del “mani pulite” italiano. La Cámara Federal que condenó con sentencia firme a Lula, lo hizo en un proceso absolutamente impecable, y a través de un grupo de jueces no-partidarios e irreprochables (quien niegue este hecho crucial, por favor, que aporte algún buen dato). Finalmente, Lula acaba de perder el hábeas corpus en el Supremo Tribunal Federal con el voto en contra de jueces decentes, nombrados por él (¡!): Fachin, Fux, Barroso, Carmen Lucia, y Rosa Weber. Mientras tanto, los votos a favor de Lula, fueron por jueces nombrados por la oposición (supuestamente golpista): Marco Aurelio, Celso de Mello, y Gilmar Mendes, el juez más controvertido (uno de los pocos que carga con graves acusaciones de corrupción sobre sus espaldas). Es decir, quien quiera decir que la condena a Lula provino de jueces políticamente dependientes, habla pensando en la Argentina, y no informado a partir de Brasil. Y quien quiere asociar a las decisiones del máximo tribunal con una conspiración de la derecha golpista, tiene un caso difícil: los votos debían haber sido exactamente al revés!!!

Quien quiera leer el reciente fallo del STF, lo encuentra acá:
http://thomsonreuterslatam.com/wp-content/uploads/2017/07/sentenc3a7a-lula.pdf y un excelente resumen de la prueba documental encontrada, en el parágrafo 418 (gracias Eze M.). No se ve en absoluto la gran arbitrariedad que algunos denuncian, y se desmiente la idea acerca de la "ausencia de prueba".

Dos sobre Lula y el PT: una por izquierda, y otra por derecha. Primero, por izquierda. Es imperdonable, inaceptable, intolerable, que un líder de izquierda se haya involucrado tanto (él y con él a toda la izquierda) en actos de corrupción, como lo hizo Lula. No lo digo por el caso del tríplex, que me tiene sin cuidado, sino por haber montado, con José Dirceu, el “mensalao”(10.000 US por mes, financiado por bancos, a los legisladores que compraban –desde el 2003 al 2005, en que estalla el escándalo, al menos). Así se apuntala y fortalece a la clase política corrupta que hoy todos denunciamos como vergüenza mundial. El monstruo actual tiene mucho que ver con la creación de corrupción de ayer, inédita en la historia de Brasil (es interesante el testimonio de Fernando H. Cardoso al respecto: él, que no era ningún santo, no podía creer los límites que se había animado a atravesar el “mensalao”).

La otra sobre Lula y el PT, desde la derecha (aunque la consolidación de una clase corrupta es de por sí un gesto indigno de la izquierda): Por influencia de Lula y de su partido, Dilma llegó al gobierno con Michel Temer de vicepresidente; el banquero Joaquim Levy en Hacienda; y Nelson Barbosa, también de derechas, en Planificación.*1 Es decir: a la lectura sobre la “conspiración de la derecha,” debe advertírsele que ni el programa económico de derechas que hoy rige, ni mucho menos el impresentable de Michel Temer, fueron inventos o imposiciones de la derecha. Se trató del típico caso de la izquierda devenida, a su pesar, con gusto o con sarna, paulatinamente en derecha.

Políticamente, no veo nada peor en Brasil que la derecha actual en el gobierno, a la vez que no recuerdo un clima político más contaminado de racismo y clasismo en ese país. Al mismo tiempo, deseo larga vida (y recuperación definitiva) para las políticas de integración social promovidas por Lula, en su momento: la memoria del pueblo no olvida ni olvidará nunca lo bueno que se hiciera desde el gobierno de Lula. Sin embargo, el precio a pagar no puede ser nunca el que la izquierda pagó con creces: primero entregó la decencia; y luego, a sus propios compromisos ideológicos. 


(*1 Aunque repudió la decisión del STF, Myriam Bregman sostuvo, de modo coincidente "Esto lo decimos siendo desde la izquierda opositores a Lula y su partido por tener responsabilidad política en todo el desarrollo de los acontecimientos y el avance de la derecha, empezando porque han gobernado con ella").

pd.: Interesante artículo de Andrés Malamud sobre el tema, acá

33 comentarios:

Anónimo dijo...

“…El futuro inmediato, el punto de condensación y puesta en tensión de todas las fuerzas democrático-populares, nacional-populares, de izquierda y del movimiento social, está llamándonos desde un nuevo horizonte de luchas…”. Carta Abierta, 7 de abril de 2018.

https://www.pagina12.com.ar/106876-la-medida-de-lo-humano

“…El sociólogo Atilio Borón, una de las voces más respetadas cuando es cosa de mirar a Brasil, abona que la ruta democrática está clausurada (PáginaI12, viernes pasado) pero sus alertas, insistidas desde toda orientación progresista, no deben ser vistas como si se detuviesen ahí…”.

https://www.pagina12.com.ar/106875-el-mecanismo

“…Al pisotear los preceptos constitucionales el Superior Tribunal Federal deslegitima la democracia y arroja a Brasil a los brazos de la violencia. Demuestra que de ahora en más nuestros pueblos tendrán que idear otras estrategias de conquista del poder, porque la ruta de la democracia parece desembocar fatalmente en la venganza reaccionaria con la bendición del imperio. No hay muchos dispuestos a tolerar este resultado…”.

https://www.pagina12.com.ar/106178-se-clausura-la-ruta-democratica

Anónimo dijo...

Muy de acuerdo Roberto, El Pt y la gran mayoria de la izquierda subalterniza la decencia; y como bien decis luego, a sus propios compromisos ideológicos. Pierden de vista la ligadura, el necesario empalme entre etica y politica. Un abrazo. Osvaldo.

Anónimo dijo...

Muy de acuerdo Roberto, El Pt y la gran mayoria de la izquierda subalterniza la decencia; y como bien decis luego, a sus propios compromisos ideológicos. Pierden de vista la ligadura, el necesario empalme entre etica y politica. Un abrazo. Osvaldo.

Sebastián Aguirre dijo...

Cómo que no hay salida decente desde la izquierda? Desde la Derecha la hay?
y sus malabarismos jurídicos para legitimar una decisión tomada de antemano, afuera del despacho del Juez Moro, para sacarlo de la carrera electoral (clausura de la ruta democrática)?
Sobre la lectura conspirativa, imposible no hacerla, por qué no?: lawfare, medios (O´Globo), poder judicial conservador, políticos de derecha, hasta lo del Brics y la posición de los EEUU...

Damián Seras dijo...

Creo que no esta bien expresado lo de miryam. Lo primero y mas importante es que repudio el fallo y lo hizo con la autoridad de no compartir mucho de la gestion del pt. Es decir que desde la izquierda si que hay una salida decente o al menos a eso aspiramos no?

rg dijo...

la derecha, digámoslo así, viene siendo la indecencia, y la izquierda y la supuesta izquierda, para mantenerse en el poder, se ha convertido frecuentemente en eso

Bruno Caligaris dijo...

Genial, Roberto. Con link y todo.

Raylan dijo...

Puse un comentario que no salió que decía algo así: en Brasil no cayó solo gente del PT sino decenas de empresarios y opositores a Lula y no vi a nadie reclamar persecusión.
El primer anónimo medio que autoriza la lucha armada por que la derecha embrutecedora no te perdona ninguna si ganás elecciones? Ja, qué plato. En pocas palabras, la izquierda sigue cada vez más necia. Ya perdí casi todas las esperanzas de que cambie.

Juan Pablo Ruiz dijo...

Acabo de leer el punto 418 en adelante. Creo sinceramente que la prueba colectada no amerita ninguna condena. Parece una verdad tonta pero no se aplico el "indubio pro reo".
de la prueba queda claro que: Lula y su esposa pagaron 50 cuotas de 90 para la compra de un departamento. que la compra fue una inversion declarada ante el organismo fiscal. Que la constructora vendió a OAS el emprendimiento y que el matrimonio lula dejo de pagar. Que la constructora "reservo" el triplex al matrimonio y que el matromonio nunca hizo opcion de compra. Que cuando salto el escandalo en los medios, la mujer de Lula renuncio a la opcion de compra.
NO veo delito, salgo que las 50 cuotas hubieran sido abonadas por dinero no declarado.

Virginia dijo...

Agudo, como siempre. Y gracias! Tengo que hablar de Lula en la clase que me toca dar ahora y no tenia muy claro para donde encarar. Gracias!

Toujours Pur dijo...

El caso del triplex podrá tenerte "sin cuidado", pero es la base de la condena a 12 años de Lula, y ya hemos dejado establecido que esa condena es una chanchada jurídica por donde la mires. Y si el juez Moro lo sentenció basándose en pruebas, no ya endebles, sino inexistentes, y luego los jueces de la Cámara Federal y el Supremo Tribunal Federal confirmaron ese mamarracho de sentencia, es inevitable cuestionar, al menos, su idoneidad.

Ariel dijo...

Moro no me parece ningún juez ecuánime. Tuvo acciones clave para la caída de Dilma, como pasarle a Globo las escuchas del teléfono intervenido a Lula/Dilma. Ese testimonio, que no decía demasiado, fue utilizado como "prueba" por los medios y fue clave para la caída de Dilma, ya que disparó las manifestaciones en Brasilia justo cuando Lula iba a asumir la jefatura de gabinete (Jefe de la Casa Civil). Lo hizo intencionalmente.
Además, abundan sus fotos cenando con líderes de la oposición. Creo que en Brasil hay factores de poder, y que hay efectivamente una conspiración de éstos para quitarle a la izquierda todo peso. Como decía un columnista de Folha de S. Paulo, "con la Lava Jato, la izquierda perdió dos mandatos, el de Dilma y el que Lula iba a ganar, la derecha ganó el mandato de Temer y no perdió nada". Ahora resulta que pensar que hay conspiraciones es mala palabra para el análisis equilibrado. La derecha en América Latina nunca se privó de las conspiraciones. ¿Por qué ahora ya no se puede pensar más en esa posibilidad? Eso no quiere decir usar el argumento de la conspiración para evitar debates o justificar cualquier cosa. Pero una cosa no quita la otra. Sinceramente, veo intereses poderosos detrás de todo lo que pasó. ¿O que el general Villas Boas haya presionado al Supremo Tribunal Federal con una intervención militar para que rechace el Habeas Corpus es un chiste?

rg dijo...

me parece sorprendente, para decir lo menos, tu testimonio TP: o sea que el hecho de que una Cámara irreprochable, y jueces irreprochables de la Corte, afirmen la condena, confirma (y no niega!!!) que la sentencia es un mamarracho!! caramba! ya llegamos bien lejos

Anónimo dijo...

Prof. Gargarella: qué importancia tiene quién nombró a esos jueces? Lo importante es si hubo prueba suficiente para revertir el principio de inocencia, es decir, si la sentencia es ajustada a derecho. Moro indicó que "tenía la convicción de..."
Por otro lado, los jueces nombrados por lula no podrían traicionarlo? Veo un analisis demasiado simple por determinista.
Insisto: hablemos de derecho. Ahi está el punto candente.
A disposición,
Gerardo

io dijo...

Profesor, con el respeto de quien fuera alumno y (sobre todo) porque es la primera vez tras haber leido decenas y decenas de articulos sobre la sentencia (a favor y en contra) sin que nadie se detuviera ni por un segundo a citar siquiera un fragmento del fallo (a favor o en contra; cosa que no puedo hacer por la sencilla razon de que no entiendo portugues y no me atrevo a pifiarle groseramente por una ignorancia tan sencilla), defecto que tambien se verifica en esta columna, me atrevo a preguntar (citando a un comentario anterior):
donde esta la solidez en esto?
"de la prueba queda claro que: Lula y su esposa pagaron 50 cuotas de 90 para la compra de un departamento. que la compra fue una inversion declarada ante el organismo fiscal. Que la constructora vendió a OAS el emprendimiento y que el matrimonio lula dejo de pagar. Que la constructora "reservo" el triplex al matrimonio y que el matromonio nunca hizo opcion de compra. Que cuando salto el escandalo en los medios, la mujer de Lula renuncio a la opcion de compra.
NO veo delito, salgo que las 50 cuotas hubieran sido abonadas por dinero no declarado."
Que refuta esto?
Y la pregunta va con estas salvedades:
- no comparto, ni coincido, ni me parece relevante que la composicion del poder judicial de Brasil sea irreprochable; ni siquiera la solidez tecnica es garantia de un buen fallo si se antepone tal caracteristica al fallo mismo;
- no tengo la opinion mas elevada sobre Lula, ni siquiera una mediana, pero largo se ha hablado sobre las reglas de juego y esto parece alterarlas groseramente.
Me gustaria una opinion juridica fundada en hechos y derechos, no en dadaismo juridico (el juez es bueno porque esta ahi, cual minguitorio de Once), algo remotamente convincente.
Dicho de otro modo: es gratificante ver que el NYT dice que la sentencia no alcanza un standard yanqui de calidad (se ve que no leian a Griesa, cuya prosa sí comprendo), pero ni se gasta en explicar por que.

Un saludo respetuoso,

rg dijo...

lee el paragrafo 418. yo ahi veo argumentos, no opiniones. Lee la decisión de la Cámara, y decime dónde está el escándalo

Anónimo dijo...

Dictamen de Julio Maier sobre el caso publicado en "Horizontes del Sur": http://horizontesdelsur.com.ar/dictamen-sobre-la-sentencia-de-condena-del-sr-ex-presidente-del-brasil-lula-da-silva/

Anónimo dijo...

Si esto pasara en venezuela estarías escandalizado, Roberto.

rg dijo...

eso no podría pasar porque el chavismo colonizó la justicia, y los jueces críticos tuvieron que escaparse al exterior

Anónimo dijo...

Gerardo, pusiste esto: "Prof. Gargarella: qué importancia tiene quién nombró a esos jueces? Lo importante es si hubo prueba suficiente para revertir el principio de inocencia, es decir, si la sentencia es ajustada a derecho. Moro indicó que "tenía la convicción de..."
Por otro lado, los jueces nombrados por lula no podrían traicionarlo? Veo un analisis demasiado simple por determinista.
Insisto: hablemos de derecho. Ahi está el punto candente.
A disposición,
Gerardo"
ES UN DATO QUE APUNTA R.G. Y ES IMPORTANTE. CLARO QUE IMPORTA EL DERECHO. DESDE EL DERECHO, SI ALGUNO LEYÓ LA SENTENCIA, COSA QUE NO HICIERON MUCHOS, SE DARÁN CUENTA QUE ESTÁ TOTALMENTE FUNDADA Y REVISADA POR VARIOS TRIBUNALES. DE DISTINTAS POSTURAS POLÍTICAS

ALFREDO

andresvas dijo...

¿Los jueces críticos? ¿Los que condenaron a Lula serían jueces críticos del poder?¿Alguien puede creer que en Brasil el poder son Lula y el PT?

rg dijo...

mezclás las cosas: los jueces que condenaron a lula (en la cámara, y en la corte) son jueces decentes, no-partidarios, y si tuviera que definirlos ideológicamente, los pondría más del centro a la izquierda que en la derecha. son jueces, los de la corte, que nombró lula, y no la derecha golpista. los jueces que lo apoyaron, en cambio, son más controvertidos (muy en particular g.m.).
otra cosa es lo del poder, que no se qué tiene que ver en tu comentario: el poder está en manos de la derecha, al menos desde el gobierno de dilma, que tuvo a temer y a varios de los golpistas de su lado, a los que metieron en posiciones prominentes (incluyendo la vicepresidencia, hacienda y planficación)

andresvas dijo...

Me refería a tu comparación con Venezuela y a lo que decías ahí sobre jueces críticos.

Alejandro Kafka dijo...

RG nos invita a leer el parágrafo 418 y si esas son las contundentes, sólidas pruebas (que el fiscal mismo depreció como tales, para apelar a su convicción), que llevan a dejar engayolada a una persona por 12 años y un mes (averigüen el porqué de tan singular plazo), pues vaya mierda es la Justicia en Brasil.

rg dijo...

kafka, vos también decís lo que se te viene en gana: el parágrafo lo que hace es desmentir que se lo condena sin pruebas, o por meros testimonios orales de desconocidos. lo demás es invento tuyo. como digo en el post: gente que ve lo que tiene ganas de ver, lee lo que tiene ganas de leer

Ines dijo...

Una prueba concreta seria q lula o un testaferro suyo fuersn propietarios del dichoso apartamento. Nunca lo fue ni usufructuo de el, pese a haber pagado legalmente durante años una buena pircion de cuotas.... Podria explicarme doctor, de manera simple y concreta, ya q no soy abogada, cual fue el acto ilegal q se le adjudica?

benjamin dijo...

recomiendo este artículo https://www.nytimes.com/2018/01/23/opinion/brazil-lula-democracy-corruption.html

andresvas dijo...

Bueno, contestándole a Malamud, alguien podría decir que el PT nunca tuvo mayoría legislativa, siempre tuvo que recurrir a alianzas para gobernar, la vida es así. Que se den vuelta, en particular frente a una coyuntura económica que se volvió muy adversa justo a finales de Lula y comienzos de Dilma, es también algo muy habitual en política. La mejor o peor habilidad que haya tenido el PT para manejar esa situación no es la variable central que uno debería considerar para contestar el argumento del golpe y proscripción, justamente cuando, como concluye Malamud, Lula está preso y Temer libre, lo cual desmiente que los jueces hayan fallado con equidad cualquiera fuera la procedencia partidaria de los acusados. Que, como vos bien decís Roberto, las designaciones judiciales en Brasil sean muy distintas de las más mamarrachosas argentinas, no garantiza que después las sentencias sean necesariamente independientes de favoritismos políticos (pregúntenle a Aecio Neves y otros).

Anónimo dijo...

1- A sugerencia de la entrada de RG he leido el parágrafo 418. Tras leerlo me asalta la sensación de que, en ausencia de pruebas (no hay allí absolutamente ninguna), ni siquiera se ven los indicios de un acto de corrupción. A lo mejor no alcanzo a ver lo evidente. Si es así que me estoy perdiendo?. En que parte de lo que allí se dice hay alguna evidencia de que hubo un acto de corrupción?. Por favor, aclaren el punto.
2- Lula no está preso por el Mensalao, sino por el Departamento de Guaruja. No mezclemos los tantos.
El asunto de fondo, no es ver lo que uno quiere ver ni si a uno le gusta o no el resultado del proceso judicial sino determinar si el mismo ha ocurrido conforme a derecho. La lectura del parágrafo 418, dice claramente que no. La gravedad institucional de lo ocurrido resulta aún mas grave tras la lectura del parágrafo de referencia.
Saludos,

Guillermo

Toujours Pur dijo...

Roberto, ese énfasis en lo "irreprochables" que son los jueces de los tribunales que confirmaron la sentencia a Lula me parece una postura muy elitista de tu parte. Si la sentencia carece de pruebas, por más que haya sido avalada por todas las eminencias del Derecho brasileño, sigue siendo una sentencia carente de pruebas.

Raúl C. dijo...

http://artepolitica.com/articulos/quien-metio-preso-a-lula/

Una explicación clara de lo que pasa con Moro y su emulación de Mani Pulite.
El autor describe el método de Moro y la forma en que logró acusar a Lula sin pruebas.
Además recuerda que el monumental proceso Mani Pulite contra la corrupción en Italia llevó a... Berlusconi. Es decir: derecha + corrupción + monopolio mediático.

IDEIBolivia dijo...

Gracias Roberto por el aporte, con tu permiso, ¿puedo difundir la pagina y el articulo en el boletín institucional con el que trabajo (Instituto de Estudios Internacionales)?
Oscar Alba - IDEI

Anónimo dijo...

Concordo integralmente com Roberto. A mi me parece una prision injusta. Lula libre es decir que no se renuncia a las garantias del devido proceso legal. Nunca. Jamas. Eduardo Appio. Brazil